Nocturnidad, reducción de emisiones y una metrópoli abierta a Europa

La reducción de los vuelos regionales y domésticos es uno de los objetivos de la Acción Climática desarrollada por la Comisión Europea en el marco del European Green Deal, en el camino hacia la mitigación del cambio climático. ¿Y por qué esta determinación con los vuelos? Pues porqué el avión es el modo de transporte que más toneladas de CO2 emite por pasajero transportado.
 
Y es con motivo de esta reducción que sería necesario comenzar a pensar alternativas a los aviones. Hacerlo en la larga distancia no es viable ahora mismo [ya veremos cuando llegue el Hyperloop (¬¬)]. En cambio, sí sería realista empezar a plantear medidas para la reducción de lo que llamamos vuelos domésticos y regionales, es decir, vuelos nacionales, como por ejemplo de Barcelona a Galicia o Andalucía, e intraeuropeos, como el de Barcelona a París o, incluso, Berlín.

Tren nocturno

La diferencia de huella ambiental entre un tren y un avión la podemos comprobar de manera rápida y con una fácil visualización utilizando el comparador de energía y emisiones EcoPassenger. Si usamos esta herramienta para el trayecto Barcelona-París, uno de los más demandados del Aeropuerto de Barcelona-El Prat Josep Tarradellas, encontramos que, en comparación con el tren, las otras dos modalidades de transporte posible, vehículo privado y avión, generan entre 5 y 7 veces más emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que la alternativa del tren.

Comparativa emissions GEH i altres contaminants del trajecte Barcelona Paris

Comparativa emisiones GEI y otros contaminantes del trayecto Barcelona-París
Fuente: Ecopassenger

 

Es por ello por lo que una de las apuestas europeas para encontrar una alternativa a estos servicios de avión de corta distancia y para trayectos que superan las 3-4 horas de tren -es decir a partir de los 400km hasta los 800km-, es la que hacen por los trenes nocturnos.

Esta apuesta se plasma en la estrategia de internacionalización y expansión de los servicios Nightjet, servicios nocturnos del operador austriaco ferroviario ÖBB. Este operador, junto con otros operadores ferroviarios europeos como SBB en Suiza, DB en Alemania y SNCF en Francia, firmó un acuerdo con el fin de impulsar la red de conexiones ferroviarias nocturnas europeas, el Trans-Europ Express 2.0. Acuerdo que, además, sitúa Barcelona en el mapa de conexiones futuras, y que las compañías estiman que se podría poner en marcha durante el 2024. 

Trans Europ Express 2 0

Según esta iniciativa, apostar por el tren nocturno es apostar por cubrir tres tipos de demanda: la del usuario que se mueve por motivos laborales y que no queda cubierta por la alta velocidad; la del turismo europeo de fin de semana (jóvenes, familias y personas mayores) y la cobertura de localidades medianas que no disponen de aeropuerto. Es precisamente de estos dos últimos tipos de demanda de los que la metrópoli de Barcelona es potencial receptora.

Eso sí, hay que tener en cuenta que poner un servicio de tren nocturno es mas caro que poner uno diurno: se necesitan más servicios a bordo y personal que trabaje en horario de noche, y son trenes más largos, que ocupan más espacios en unas vías ya de por sí muy transitadas debido a la oferta matinal de Cercanías.

Si se quiere explorar y sumarse a esta apuesta, y entrar de lleno como actores e impulsores de esta iniciativa europea, no podemos confiar en los servicios que hasta ahora había ofrecido Renfe: el Trenhotel. Y decimos hasta ahora porqué con el parón y el descenso de viajes producido por la primera ola de la pandemia de la covid-19, Renfe aprovechó para dar la estocada final a sus servicios nocturnos, los que conectaban, hasta el año 2021, Madrid y Barcelona con Galicia.

Aprovechando esta coyuntura, la desaparición de trenes nocturnos en la Península Ibérica y que las iniciativas europeas han puesto Barcelona en el mapa de renacimiento del tren nocturno internacional, es un buen momento para repensar este tipo de servicios y posicionarse como territorio de atracción y de impulso en el sud de Europa de la Trans-Europ Express 2.0.

En este sentido, sería interesante explorar cómo se puede mejorar la rentabilidad de las líneas nocturnas en nuestro contexto: a través de las líneas de alta velocidad, haciendo uso de estaciones infrautilizadas como la Estación de Francia, estudiando qué trayectos pueden tener una mayor demanda y cuáles son necesarios para la vertebración territorial y haciendo una revisión integral y una actualización del tipo de asientos, cabinas y servicios a bordo que deben ofrecer los trenes destinados a servicios nocturnos. Y explorar la coordinación estación-tren para ofrecer más prestaciones a los viajeros de noche, como por ejemplo duchas para las opciones de acomodación sin este servicio, alquiler de bicicletas, desayunos en los hoteles de las grandes estaciones…

Interior tren

Pero para ganarle la partida al transporte por carretera y al avión también hay que poner de manifiesto la necesidad de hacer cambios en la legislación vigente en materia de impuestos y tasas, y apostar por la fiscalidad verde. Sin unos precios competitivos con el avión y el vehículo privado, el tren no podrá resurgir. Y en este sentido, donde es necesario poner el foco a nivel europeo es en la coordinación sobre el IVA de los billetes y los combustibles de los aviones -ahora mismo la mayoría de los vuelos nacionales y de radio europeo están exentos de IVA, como también lo están sus combustibles-, y sobre el sistema de peajes de los grandes corredores viarios europeos.

Tejer estrategias conjuntas para la región metropolitana de Barcelona y posicionarla como un polo impulsor del tren nocturno supone coordinar a muchos actores: diferentes administraciones, operadores de transportes y turísticos, empresas privadas de servicios, opinión pública… y es en esta tarea en la que, desde el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona, estamos inmersos a través del proceso estratégico: Barcelona Demà. Compromís Metropolità 2030, que aspira a ser plataforma de coordinación para todos los agentes de ámbito metropolitano que tengan capacidad transformadora. Es por ello por lo que el desarrollo de acciones para el impulso de los trenes nocturnos puede ser un buen ejemplo de compromiso metropolitano para avanzar hacia una metrópoli más resiliente y más abierta al mundo.

Más Europa, turismo más sostenible e innovación y promoción de la fiscalidad verde. Ésta es la oportunidad que nos ofrece esta estrategia de impulso y renovación del tren nocturno europeo, ¿Debemos dejarla escapar?

  

 

Las opiniones de los autores y las autoras no representan necesariamente el posicionamiento del PEMB.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +