El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona presenta las bases para un nuevo plan en su 30 aniversario

El PEMB apuesta por el progreso social y económico para reducir las desigualdades en la región metropolitana y hace un llamamiento a la participación de las entidades públicas y privadas y de la ciudadanía para elaborar el nuevo plan 2030

  • 28-11-2018
  • Actualidad del PEMB
  • 375 Lecturas

El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona está de cumpleaños. Este martes se ha celebrado el 13º Consejo General: 30 años proyectando la Barcelona del futuro del PEMB que ha coincidido con el 30 aniversario de la constitución del primer plan, el Plan Estratégico Económico y Social Barcelona 2000. En la primera parte, el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet, ha hecho un repaso a la actividad realizada desde el último Consejo General y ha explicado que el PEMB está trabajando “en el planteamiento de las bases de lo que debería ser el plan que fije el nuevo horizonte 2030 y que encaje con las agendas internacionales y otros compromisos que hay sobre la mesa”. “El PEMB es el espacio de los acuerdos, el consenso y el diálogo y este nuevo plan estratégico deberá ser el documento que dé sentido a todo esto y recoja todas las propuestas de las diferentes entidades públicas y privadas y de participación ciudadana con el objetivo que se pueda aprobar en 2020”.

Francesc Raventós, Janet Sanz, Ada Colau, Oriol Estela y Maria Terrades en el acto de celebración de los 30 años del PEMB
Francesc Raventós, Janet Sanz, Ada Colau, Oriol Estela y Maria Terrades en el acto de celebración de los 30 años del PEMB

En el acto de celebración en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona han asistido cerca de un centenar de personas y ha sido presidido por Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y presidenta de la Asociación Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona. Colau ha tenido unas palabras para el principal impulsor del Plan Estratégico Metropolitano, Pasqual Maragall, “aunque no lo podemos ver hoy, lo recordamos”, ha dicho y ha afirmado que “hay que pensar en los nuevos retos que se nos presentan y hay que repensar y relanzar el plan estratégico metropolitano de Barcelona”, ha añadido. “Hay que sumar esfuerzos, que el PEMB sea un espacio de diálogo para llegar a acuerdos y es necesario continuar con este espíritu, ser fieles a lo que fue el Plan Estratégico y la visión que tuvo en su momento, pero no hay que seguir el mismo modelo por inercia. No debemos atascarnos en el debate de la gobernanza de los municipios metropolitanos, que en un momento determinado ya nos hizo detenernos”. Hay que dejar de ver el área metropolitana como una 'amenaza' y un 'contrapoder', ha dicho, “tenemos que partir de la concreción de los proyectos para poder construir un plan estratégico de futuro. Y hay que superar el área metropolitana de Barcelona como ámbito y hablar de la región metropolitana porque así lo pide el territorio y es la necesidad real”, ha concluido.

Dentro de la conmemoración del 30 aniversario del PEMB ha aprovechado para rendir dos homenajes: el primero, al alcalde Pasqual Maragall como inspirador del Plan y a Francesc Santacana como conductor. Francesc Raventós, como primer presidente de la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico Económico y Social Barcelona 2000, ha agradecido “la colaboración de las casi 200 entidades y cientos de personas que colaboraron en el primer Plan de Barcelona y en especial a las nueve entidades fundadoras que pusieron la primera piedra de lo que 30 años después sigue siendo una herramienta útil para la planificación estratégica de la ciudad. Y evidentemente, agradecer también a todos aquellos que a lo largo de los años han colaborado en los siguientes planes”. Raventós ha añadido que “en tiempos tan complejos y difíciles como los actuales, la Barcelona metropolitana necesita que sus instituciones y entidades se impliquen a dialogar a fondo sobre el futuro de la ciudad, definiendo un proyecto común y unos objetivos, estrategias y acciones que faciliten su realización. La colaboración público-privada ha sido una base fundamental en el progreso de Barcelona, y así debe seguir siendo”.

Joan Campreciós, ex coordinador adjunto del PEMB, ha destacado más adelante la figura de Francesc Santacana, quien fue coordinador general de Plan Estratégico durante 25 años. “Estoy convencido de que no se puede explicar el Plan Estratégico sin su figura y su saber hacer. Era un gran trabajador, no se cansaba y siempre él se ponía al frente. Quisiera destacar, en primer lugar, su carácter abierto y dialogante: el Plan necesitaba personas de consenso, que fueran capaces de llegar a colectivos diferentes de la ciudad. (...) En segundo lugar, su idea de una Barcelona metropolitana e internacional. Su visión de una Barcelona dentro del mundo, de una Barcelona no restringida a sus 90 Km2, la Barcelona con visión territorial amplia y sobre todo internacional, a lo que ahora llamamos global. De hecho, el Plan nació desde la dimensión de la ciudad de Barcelona y pasó a ser el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona”.

El segundo homenaje ha sido uno de los elementos más decisivos en el progreso económico de la metrópoli: los parques científicos y tecnológicos. Maria Terrades, directora del Parc Científic de Barcelona, en representación de todos ellos, ha explicado lo que aportan a la metrópoli: “Se calcula que cada trabajador ocupado en entornos denominados 'innovadores' como los que tenemos en el Parc Científic generan cinco puestos de trabajo adicionales en su sector (...) Por lo tanto, el impacto en la ciudad de la creación de puestos de trabajo 'innovadores' es evidente”. Y ha destacado que también “es importante tener en cuenta que en los lugares ocupados de las entidades 'innovadoras' del sector salud, la presencia de mujeres es relativamente alta. En concreto en el parque científico, de las 2.700 personas, un 54% son mujeres y un 46% son hombres, aunque las cifras son muy diferentes entre los cargos directivos”. Terrades también ha reclamado mayor apoyo institucional en un mundo donde cada vez más se hablará de ciudades y menos de regiones “es imprescindible que se apoye la ciencia, la tecnología y la innovación, entre otros, a través del apoyo a los hubs para que Barcelona y su área de influencia siga siendo una ciudad capaz de competir a escala mundial en capacidad de atracción y de generación de riqueza”.

En el marco del acto, y como conjunción de los homenajes al primer coordinador general y la ciencia, se ha entregado la I Beca Francesc Santacana destinada a proyectos de investigación sobre temas urbanos. Esta beca, orientada específicamente a temas relacionados con el futuro de la Barcelona metropolitana, se dirige a estudiantes de máster o doctorado en un programa oficial universitario y los miembros del jurado (Joan Campreciós, Carmen Miralles, Montserrat Pareja-Eastaway y Martí Parellada) acordaron que el proyecto ganador de esta primera convocatoria, dotada con 7.000 euros, fuera para el proyecto sobre 'Evaluación de procesos y resultados de los modelos de acceso a la vivienda para personas vulnerables en el entorno urbano de Barcelona'. El arquitecto y sociólogo Giovanni Guida Piqueras, que actualment està  cursando el Máster en Sociología, Transformaciones Sociales e Innovación de la Universidad de Barcelona, ha sido el ganador “por la calidad y solidez del planteamiento metodológico de la investigación, el interés y actualidad de la temática elegida y la orientación a la aplicabilidad de los resultados”, ha explicado Carmen Miralles, representante de la UAB y miembro del jurado de la I Beca Santacana.

La presidenta de la Comisión Ejecutiva del PEMB y cuarta teniente de alcaldía, Janet Sanz, ha remarcado en la parte final del acto que “este nuevo plan debe tener como eje central el impulso del progreso social y económico para la reducción de las desigualdades y para conseguirlo, proponemos trabajar sobre 3 grandes pilares: la metrópolis resiliente, la metrópoli próspera y la metrópolis cohesionada”. También ha asegurado que “el PEMB es un espacio para encontrarnos y debatir propuestas hacia un nuevo plan estratégico metropolitano que para empezar debe incluir los 5 millones de personas que conforman la región metropolitana y que debe surgir de un proceso más amplio, no sólo con los participantes históricos, clásicos y evidentes, sino también fomentando la participación ciudadana con las nuevas tecnologías”.

La alcaldesa y presidenta de la Asociación Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona, Ada Colau, ha cerrado el acto conmemorativo de los 30 años del PEMB agradeciendo la tarea a todos los que lo han hecho posible y ha dicho que “para ser fieles al legado estratégico y hacer honor a la trayectoria del PEMB, hay que ser innovadores, valientes, imaginativos y estar abiertos a nuevas ideas, desde muchos puntos del territorio”.

30 años proyectando la Barcelona del futuro

El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona hace 30 años que trabaja para crear una metrópolis mejor tejiendo complicidades para conseguirlo. Surgió en 1988 como una propuesta para definir de forma consensuada entre los grandes actores de la sociedad como debería ser la Barcelona del año 2000. Ahora, se enfrenta a nuevos retos como, por ejemplo, combatir las crecientes desigualdades en el acceso a la vivienda o a un puesto de trabajo, y asegurar un entorno urbano de calidad y la igualdad de oportunidades para todos en todo el territorio. También ha de contribuir, con otras metrópolis del mundo, a la lucha contra el cambio climático, absorber el impacto de la digitalización o conseguir la integración de las personas migrantes y refugiadas. Parte de su tarea es articular políticas metropolitanas más efectivas, desde la ordenación y planificación del territorio al desarrollo económico y social pasando por la gestión ambiental o el impulso de la investigación, la educación y la cultura. Y el PEMB también debe disponer de los instrumentos de gobernanza que fortalezcan la democracia, la colaboración público-privada-comunitaria y la participación ciudadana en todas las escalas territoriales (barrio, municipio y metrópoli).

El PEMB abre un nuevo proceso de reflexión compartida para integrar todas las propuestas que se están haciendo desde las entidades públicas y privadas y la ciudadanía con el fin de elaborar el plan estratégico de la Barcelona metropolitana del 2030.

Este plan debe tener como eje central el impulso del progreso social y económico, basado en la innovación y la sostenibilidad, como mecanismo para la reducción de las desigualdades y de la segregación espacial en el territorio metropolitano. Para desarrollar este nuevo plan, el PEMB propone trabajar sobre la base de tres grandes pilares: la metrópolis resiliente, la metrópoli próspera y la metrópoli cohesionada.

El nuevo plan estratégico metropolitano de Barcelona deberá construir sobre la base de las aportaciones y el compromiso de todos los componentes de la llamada cuádruple hélice: las administraciones públicas, el sector privado, el mundo académico y de la investigación, y la ciudadanía y sus organizaciones. “La Barcelona metropolitana del 2030 deberá ser una de las áreas urbanas líderes en el logro de los objetivos de sostenibilidad, progreso económico, justicia social y buen gobierno gracias a su capacidad de anticipación; a su audacia creativa, empuje innovador y alma solidaria y, por encima de todo, a su voluntad de situar a las personas en el centro. Desde el PEMB tenemos un compromiso metropolitano que queremos hacer extensivo a todas las entidades públicas y privadas. Por ello, queremos pedir que participe abiertamente en la elaboración de la estrategia que debe servir de hoja de ruta para los próximos 12 años”, coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +