El PEMB se implica en acciones para contribuir a la reducción del desperdicio alimentario y organiza dos actividades esta semana

La Carta Alimentaria Metropolitana, el Food Waste Hackathon, y la colaboración en proyectos como el gran Dinar 2.0, el Ecowaste4Food de la Agencia Catalana de Residuos o la participación como jurado en el Premio 'La comida no se tira', algunos de los proy

  • 13-06-2018
  • Actualidad del PEMB
  • 308 Lecturas

El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona dedicará la semana del 11 al 17 de junio en acciones y proyectos que contribuyan a reducir la cantidad de comida que va a parar a la basura a pesar de estar en buen estado. En la UE, el desperdicio es de 89 millones de toneladas de alimentos (179 kg / persona / año), de los cuales 7,7 millones corresponden a España; 267.471 toneladas en Catalunya. Esta cifra supone que cada catalán tira cada año, de media, unos 35 kilos, cantidad equivalente al consumo de una persona durante 25 días. Es por ello que el PEMB participará, ya sea como entidad organizadora o colaboradora, en una serie de eventos encaminados a concienciar sobre la necesidad de combatir el desperdicio alimentario que se da en todo el sistema: a la producción, a la distribución y en el consumo.

Comida desperdiciada. Fuente: Olio
Comida desperdiciada. Fuente: Olio

'La manera más eficaz de atacar el problema es implicando y coordinando todos los elementos de la cuádruple hélice: investigación, empresa, administración y ciudadanía', explicó el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet, que propone aglutinar diversas iniciativas públicas, privadas y de iniciativa social en el ámbito metropolitano en materia de aprovechamiento de alimentos.

13 de junio. Cine-foro: proyección del documental 'Just Eat it. A Food waste story 'y debate con personas expertas

Es por ello que el día 13 de junio, el PEMB junto con la Plataforma Aprofitem els aliments, el PEMB ha organizado un Rincón de #repensar con el cinefórum que lleva como título 'Aprovechar alimentos por un planeta y sociedad mejores' que contará con la participación de Diana Reinoso del Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario, Marta Guadalupe Rivera de la cátedra en Agroecología y Sistemas Alimentarios de la Universidad de Vic, Gaby Susana de la Plataforma Aprovechamos los Alimentos, Xènia Elias de la Red de Alimentos de Sants y miembro de la Asociación Zero Waste BCN y Míriam González, de la Agencia Catalana de Residuos. El debate será moderado por el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet.

Tras el debate, se hará una cata de alimentos recuperados organizado por la Plataforma Aprofitem els aliments.

15-16 de junio: Food Waste Hackaton, para ayudar a generar proyectos estratégicos de aprovechamiento alimentario:

Esa misma semana, el 15 y 16 de junio, el PEMB patrocina el primer Food Waste Hackathon (FWH) de España, un evento colaborativo donde se aprovecharán las sinergias de todos los sectores de la cadena alimentaria para encontrar soluciones al desperdicio alimentario. El evento será posible gracias a Valueloops, ESADE Fusion Point y el PEMB y tendrá lugar en la Rambla de la Innovación de ESADE Creapolis en Sant Cugat del Vallès.

El objetivo: poner a trabajar conjuntamente empresas, expertos, plataformas ciudadanas y administraciones para diseñar una estrategia y una serie de proyectos para reducir el desperdicio alimentario en Catalunya. Este modelo se ha demostrado muy eficaz y rompedor en otros ámbitos, pero nunca se ha aplicado al derroche alimentario en España.

Durante el FWH se desarrollarán iniciativas en 4 ámbitos diferentes:

1. En el ámbito de la acción social, las entidades Cáritas, Nutrición sin Fronteras, Banco de Recursos, Rezero y Fundación Formación y Trabajo presentan al FWH, gracias al patrocinio del PEMB, el proyecto #Debonprofit, consistente en un nuevo concepto de establecimiento para el comercio de alimentos aprovechados. El PEMB facilitará además la incorporación de otros actores en la mesa de diseño de este proyecto, como la Plataforma Aprofitem els aliments y la asociación Foodsharing BCN, además de facilitar la participación, a una de las otras mesas, de la start-up más innovadora de Alimentaria 2018: foodsfortomorrow.

2. En el ámbito de la emprendeduría, un grupo de empresarios del Reino Unido presentarán WIYK, un APP para reducir el desperdicio alimentario en hogares.

3. Para el ámbito de desarrollo de producto, WGSN se encargará de liderar la tabla donde se creará un ecotupper para restaurantes para fomentar que los clientes lleven a casa la comida que les haya sobrado de sus platos.

4. Finalmente, Siamo tutte blogger encabezará el reto en el ámbito de creación de eventos de concienciación a través de una acción 'pop up' en restaurantes que servirá para aprovechar la comida sobrante de establecimientos cercanos.

La Gran Comida BCN 2.0

Más allá de estas acciones inmediatas, el PEMB también se implicará en otros proyectos encaminados al aprovechamiento alimentario de aquí a finales de año. Por un lado, previsiblemente en noviembre y enmarcado en la Semana Europea de la Prevención de Residuos tendrá lugar la Gran Comida BCN 2.0, una jornada festiva en la que se hará un almuerzo con alimentos recuperados y que servirá como una gran campaña de sensibilización sobre el desperdicio, que promueve la Declaración de ciudad #nomalbaratoelsaliments para mostrar el compromiso firme con el las estrategias de impulso de la política alimentaria, consumo responsable y el plan de impulso de la Economía Social y Solidaria (2016-2019); el Pacto de Milán, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas que hacen referencia a esta temática además de la Carta Alimentaria Metropolitana que también está promoviendo el PEMB.

Ecowaste4Food

Del mismo modo, el PEMB también colaborará con la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) y otros siete socios europeos en el proyecto ECOWASTE4FOOD, en el marco del programa europeo INTERREG, que tiene por objetivo ayudar a los socios a responder mejor a la necesidad de reducir las pérdidas y los residuos alimentarios a lo largo de toda la cadena alimentaria mediante la eco-innovación, como parte de una estrategia territorial más global que asegure el acceso a una cantidad suficiente de alimentos nutritivos a toda la población y demostrar que los residuos pueden ser el origen de una economía eficiente en los recursos y respetuosa con el medio ambiente para los territorios.

Premio 'La comida no se tira'

Finalmente, el PEMB también participará como jurado en el Premio 'La comida no se tira' convocado por la Associació Espigoladors, un concurso dirigido a jóvenes entre 11 y 17 años, que deberán presentar sus ideas para reducir el desperdicio alimentario

Todo ello se enmarca en la voluntad del PEMB de intensificar los trabajos desde ahora hasta finales de año para articular una política alimentaria metropolitana a través de la Carta Alimentaria Metropolitana, que propone una serie de compromisos, objetivos y proyectos para avanzar hacia un sistema alimentario más resiliente, sostenible y capaz de proporcionar alimentos más sanos, limpios y justos para todos. El compromiso específico de la Carta Alimentaria que se deberá desarrollar y trabajar con los agentes de la cuádruple hélice dice: 'Introducir medidas que permitan disponer de información y de herramientas de actuación para reducir el nivel de desperdicio de alimentos a el entorno metropolitano de Barcelona, a lo largo de toda la cadena agroalimentaria '.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +