El barrio donde vives influye en lo que comes, según el proyecto de recogida de datos alimentarios FoodMapping

El PEMB, Ideas For Change y Cruz Roja presentan los resultados de la iniciativa enmarcada dentro del proyecto Big D(ie)ta y celebrada durante la Mobile Week Barcelona

  • 04-03-2019
  • Resumen de actividades
  • 624 Lecturas

Recoger datos para construir un indicador que permita desarrollar políticas alimentarias en los barrios metropolitanos y reducir, así, las desigualdades en este ámbito. Este es el principal objetivo del proyecto piloto FoodMapping encargado por el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB), la AMB y la Fundación Mobile World Capital a IdeasForChange, con la colaboración de Cruz Roja Cataluña. Se trata de una experiencia piloto de ciencia ciudadana para el mapeo colaborativo de entornos y hábitos alimentarios. Se ha llevado a cabo durante la Mobile Week Barcelona los días 14, 15 y 17 de febrero en tres barrios del área metropolitana: Fondo (Santa Coloma de Gramenet), Sant Ildefons (Cornellà de Llobregat) y Gracia (Barcelona).

Voluntarios y voluntarias comprando en el barrio de Sant Idelfons, en Cornellà de Llobregat
Voluntarios y voluntarias comprando en el barrio de Sant Idelfons, en Cornellà de Llobregat

El proyecto FoodMapping finaliza confirmando que el entorno donde vive una persona incide de manera directa en lo que come y, por tanto, en su salud. Enmarcado en una iniciativa más ambiciosa llamada Big D(ie)ta, este primer piloto ha permitido empezar a generar indicadores y encontrar relaciones entre la oferta alimentaria, los hábitos de consumo y las decisiones que toman las personas de diferentes barrios cuando hacen la compra para poder llevar a cabo políticas alimentarias. El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona quiere ampliar la muestra de este Food Mapping con el fin de “mejorar la planificación de las ciudades, entendiendo que esta es también condicionada por la cotidianidad de las personas, por sus hábitos y costumbres”, ha explicado Oriol Estela Barnet, coordinador general del PEMB, durante la presentación de los resultados este lunes en la sede de Cruz Roja.

La base del proyecto ha consistido en preparar un guiso de lentejas de manera colaborativa donde voluntarias y voluntarias de tres barrios metropolitanos, Sant Idelfons (Cornellà de Llobregat), Fondo (Santa Coloma de Gramenet) y Gracia (Barcelona) se organizaban para ir a comprar juntos. En cada barrio se establecía un punto de encuentro desde donde se iban a buscar los ingredientes en las tiendas donde hacen la compra habitualmente. Durante este proceso, utilizaban una aplicación móvil donde se recogían datos sobre los trayectos realizados, la distancia, los comercios y los precios y características de cada producto. Con el cesto lleno, se reunían para preparar el almuerzo comunitario y hablar sobre su percepción del entorno y los hábitos alimenticios así como los temas que más les interesan.

Una exploración ciudadana

Han participado en el piloto un total de 73 personas que han caminado una media de 2.000 pasos, cerca de 1,5km, para comprar todos los alimentos. El gasto medio de la receta en la Villa de Gracia ha sido de 8,4 €, el doble que en los barrios de San Idelfons y Fondo, donde ha costado 4 € y 3,80 €, respectivamente. Las tiendas especializadas son las preferidas en Gracia, mientras que en Sant Idelfons y Fondo los productos ecológicos, orgánicos o 'bio' resultan poco familiares. En cambio, a los vecinos y vecinas de estos barrios les preocupa el etiquetado poco claro, especialmente para las personas que siguen una dieta específica o tienen intolerancias o alergias. La enorme cantidad de basura producida por los embalajes de los alimentos es una de las cuestiones que más inquieta a los participantes. “No estamos presentando resultados concluyentes pero estamos intentando identificar qué políticas hay que aplicar a los barrios a partir de las necesidades”, ha apuntado Mara Balestrini, socia y CEO de Ideas For Change. Balestrini ha destacado que para tener más indicadores, hay que trabajar con una muestra más amplia creando nuevos procesos participativos con la ciudadanía porque es la que más sabe de su barrio, “se debe poner en valor su conocimiento y darles protagonismo en la creación de políticas alimentarias”, ha concluido Melanie Cassarino, técnica en nutrición comunitaria de la Cruz Roja en Cataluña.

El primer paso para Big D(ie)ta

El FoodMapping es una primera fase del proyecto Big D(ie ta que tiene por objetivo medir como el entorno alimentario influye en la dieta y, por tanto en la salud de las personas. Consiste en una construcción participativa de indicadores relacionados con la alimentación para que puedan incorporarse a los sistemas de indicadores de calidad de vida del Área Metropolitana de Barcelona a escala de barrio.

Los datos obtenidos se cruzarán con datos ya existentes sobre, por ejemplo, salud pública y nivel socioeconómico para definir los entornos alimentarios y contribuir a la elaboración de políticas públicas que favorezcan la reducción de desigualdades y generen oportunidades de cambio.

La Carta Alimentaria Metropolitana

El Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona quiere recoger este y otros proyectos como ejemplos de desarrollo de la Carta Alimentaria de la Región Metropolitana de Barcelona, un instrumento para trasladar a la realidad metropolitana los compromisos de las agendas internacionales en materia alimentaria como el Pacto de Milán y los Objetivos de Desarrollo sostenible hacia un sistema alimentario más justo y sostenible. El objetivo de la Carta Alimentaria es, pues, promover espacios de participación, acción y estrategia compartida por el desarrollo de políticas alimentarias en clave de región metropolitana con la participación de administraciones, sector privado, mundo académico y de la investigación y plataformas ciudadanas.

Dentro de este paraguas se encuentran, también, otras iniciativas que cuentan con el apoyo del PEMB como el primer Food Waste Hackaton del Estado, celebrado el pasado mes de junio para buscar respuestas al derroche alimentario y del que se han derivado, entre otros, proyectos como el Rescue Dinner, celebrado el pasado 28 de febrero. En esta misma línea de las temáticas alimentarios, el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona organiza el Cine-Foro. Comedores escolares: ¿llenar barrigas o alimentar personas? que tendrá lugar el próximo 12 de marzo a las 18h en el Cinema Zumzeig.

 

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +