Un proyecto de Análisis Socio-ecológico Integrado de la infraestructura verde metropolitana de Barcelona, escogido vencedor de la Beca Santacana 2019

María José La Rota, estudiante del doctorado en Ecología Terrestre de la Universidad Autónoma de Barcelona, propone una evaluación de escenarios y elementos estratégicos para la planificación urbanística y territorial de los espacios abiertos

  • 22-07-2019
  • Actualidad del PEMB
  • 577 Lecturas

El Análisis Socio-ecológico Integrado (SIA) es un modelo metabólico diseñado para ser aplicado en planeamiento de la infraestructura verde metropolitana para avanzar hacia una transición socio-ecológica de los espacios abiertos. Un proyecto de SIA de la infraestructura verde metropolitana de Barcelona para caracterizar las múltiples dimensiones de la relación sociedad-naturaleza y facilitar así el conocimiento del sistema metropolitano, ha sido galardonado en la segunda edición de la Beca Francesc Santacana. La estudiante responsable de la investigación es María José La Rota, doctoranda en Ecología Terrestre de la Universidad Autónoma de Barcelona, que dispondrá de una dotación de 7.000€ y 12 meses, de setiembre del 2019 a setiembre de 2020, para desarrollar su propuesta.

Espacio abierto. Parque de Collserola y Tibidabo
Espacio abierto. Parque de Collserola y Tibidabo

Las metrópolis están introduciendo en su planeamiento la noción fundamental de que los espacios abiertos constituyen una infraestructura verde proveedora de servicios ecosistémicos de los cuales depende tanto la calidad de vida de la gente que habita el espacio construido, como la posibilidad de desarrollar una economía más circular y sostenible. En el ámbito de la planificación territorial, se están incorporando los servicios ecosistémicos, entendidos como aquellos beneficios que un ecosistema aporta a la sociedad, como elementos fundamentales de los espacios abiertos, poniendo en valor el carácter multifuncional de la infraestructura verde. Pero una apuesta demasiado centrada en la demanda de servicios ecosistémicos podría pasar por alto la relevancia del funcionamiento ecológico del territorio para garantizar la capacidad a largo plazo de la infraestructura verde para proveer estos servicios. El reto radica en vincular ecología de paisaje, servicios ecosistémicos y cambio climático, con metabolismo social. Es en esta dirección que se sitúa el trabajo de La Rota, en la necesidad de considerar los procesos que sostienen los servicios ecosistémicos y como la actividad humana permite mantener la funcionalidad de los paisajes, con la intención de identificar elementos estratégicos para el planeamiento de la infraestructura verde metropolitana de Barcelona.

A partir de aquí, la estudiante del doctorado en Ecología Terrestre de la UAB plantea la redacción del nuevo Plan Director Urbanístico del Área Metropolitana de Barcelona como una gran oportunidad para repensar cómo debería ser una verdadera infraestructura verde metropolitana y su contribución al funcionamiento del sistema metropolitano. Es precisamente en el marco del proceso de redacción del PDU que La Rota plantea su trabajo, con el fin de generar horizontes factibles, viables y deseables en términos de infraestructura verde, superando estrategias clásicas de conservación y explorando nuevos posicionamientos socio-ecológicos. Por este motivo, su esquema metodológico incorpora seis dimensiones interrelacionadas que caracterizan la infraestructura verde metropolitana y permiten evaluar las relaciones sociedad-naturaleza desde una perspectiva metabólica reproductiva: eficiencia energética, conservación de recursos, funcionalidad del paisaje, cambio climático, servicios ecosistémicos y cohesión social.

En síntesis, el modelo de Análisis Socio-ecológico Integrado (SIA) facilita un desarrollo metropolitano resiliente y una visión estratégica transdisciplinaria y socialmente inclusiva en el proceso de gobernanza, pilares fundamentales del nuevo Plan Estratégico 2030. Este es, precisamente, uno de los criterios que ha seguido el jurado, formado por Joan Campreciós Hernández, Martí Parellada Sabata, Carme Miralles-Guasch i Montse Pareja-Eastaway, además de la calidad del planteamiento metodológico y la orientación a la aplicabilidad de los resultados. María José La Rota tiene ahora un año para desarrollar su proyecto, los resultados del cual se presentarán, oficialmente, en otoño de 2020.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +