Los ayuntamientos catalanes se reúnen para potenciar los vínculos entre los territorios agrícolas y urbanos en el marco del VII Foro Global de Políticas Alimentarias Urbanas del Pacto de Milán

La jornada, organizada por Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y Generalitat de Catalunya, en colaboración con Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB), se ha celebrado en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB)

  • 19-10-2021
  • Resumen de actividades
  • 26 Lecturas

El encuentro de municipios catalanes 'Herramientas de la política alimentaria para el reequilibrio territorial' ha reunido a representantes de ayuntamientos y otras administraciones locales de toda Cataluña para poner en común instrumentos de gobernanza que faciliten el trabajo conjunto, la reflexión, el debate y el impulso de buenas políticas en toda la cadena alimentaria.

Mesa redonda:Herramientas de la política alimentaria para el reequilibrio territorial
Mesa redonda:Herramientas de la política alimentaria para el reequilibrio territorial

El acto, que ha sido presencial y también se ha podido seguir en línea, ha aprovechado las sinergias generadas en la ciudad con motivo de la celebración del VII Foro Global de Políticas Alimentarias Urbanas del Pacto de Milán, del 19 al 21 de octubre, en el marco de Barcelona Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021.

La alcaldesa de Barcelona y presidenta del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y del Consejo General del PEMB, Ada Colau, ha afirmado que 'para ir hacia una alimentación más sostenible y saludable para nuestra ciudadanía y el conjunto del planeta necesitamos una estrategia compartida, y en Barcelona esta estrategia es en clave metropolitana'. En este sentido, Colau ha incidido en la oportunidad que supone reforzar las relaciones entre medio rural y urbano: 'la metrópolis barcelonesa quiere ser la principal aliada del sector primario en el territorio, generar en ellos oportunidades de desarrollo y hacer un consumo más responsable'. Para la alcaldesa, 'las grandes ciudades han estado demasiado tiempo de espaldas al mundo rural y esto es un error gravísimo que tenemos que resolver por el bien de todos, para hacer un territorio resiliente, especialmente en un contexto de cambio climático'.

Además, Ada Colau ha destacado que, aunque la celebración del Foro del Pacto de Milán y otras iniciativas de Barcelona Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021 han ayudado a aumentar la sensibilización ciudadana, 'trabajamos para que la Capitalidad no sea una anécdota temporal sino una estrategia a medio-largo plazo, un salto adelante en las políticas alimentarias' y ha ofrecido 'total colaboración” a la consellera Jordà para lograrlo.

Ada Colau side event CMAS

En esta línea, la vicepresidenta de Desarrollo Social y Económico de la AMB y concejala de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona, Montserrat Ballarín, ha puesto de manifiesto que 'los municipios tienen mucho que decir y mucho que hacer en el sistema alimentario” y añadió que hay que 'impulsar políticas alimentarias nuevas con alcance local que garanticen alimentos seguros, ecológicos y accesibles a todo el mundo'. Para hacerlo posible, según Ballarín son fundamentales 'la trazabilidad, para aportar más luz al sistema alimentario globalizado, y la producción de proximidad, que hay que reforzar'.

Por su parte, la consellera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya, Teresa Jordà, ha puesto de relieve que uno de los principales objetivos del departamento que lidera es 'garantizar que la población catalana tenga acceso físico y económico a una alimentación sana, segura y de calidad, con una visión muy clara: que el sistema agroalimentario de todo el país, de toda la cadena de valor, sea sostenible y transformador, genere valor, se base en la economía circular y que garantice la cohesión territorial, arraigado en las zonas rurales de Cataluña'.

A fin de lograr un sistema alimentario 'justo y equitativo, socialmente sostenible y accesible para todos', la consellera considera clave 'trabajar para aumentar el conocimiento del mundo rural', así como 'cuidar y preservar' la agricultura, la ganadería y la pesca. Todo ello, 'con una acción de país conjunta y un compromiso a largo plazo'.


Acercamiento entre el mundo rural y el urbano a través de la alimentación

La jornada también ha contado con la participación de expertos en políticas alimentarias sostenibles, en representación de un amplio abanico de instituciones y entidades del territorio: desde las co-organizadoras, AMB, Generalitat de Catalunya y PEMB, a las diputaciones de Girona, Lleida y Barcelona, la Associació de Micropobles de Catalunya, la Red de Municipios por la Economía Social y Solidaria (XMESS) y la Red de Ciudades por la Agroecología.

El eje conductor de la jornada ha sido la relación rural-urbano a través de la alimentación, y se ha incidido en cómo fortalecer los vínculos entre los territorios rurales-agrícolas y urbanos-consumidores en Cataluña.

La periodista Alba Forés, creadora y conductora del podcast 'Salvando las distancias', ha dinamizado una conversación sobre la relación entre los entornos rurales y urbanos a través de la alimentación, en la que han participado Carmel Mòdol, secretario de Alimentación del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya; Oriol Estela, coordinador general del PEMB; Annalisa Giocoli, arquitecta del Servicio de Redacción del Plan Director Urbanístico Metropolitano de AMB y Eva Viñolas, representante de la Associació de Micropobles de Catalunya, alcaldesa de Susqueda (La Selva) y diputada de pequeños municipios de la Diputació de Girona.

Carmel Mòdol ha insistido en la importancia 'de hacer más atractiva la producción de alimentos para la juventud, para que vuelvan a vivir a los pueblos del medio rural y puedan desarrollar proyectos profesionales de largo recorrido'. En este sentido, ha destacado el papel de los ciclos formativos orientados a la agricultura y la ganadería y en 'poner facilidades para que quien quiera dedicarse a ello de nuevo pueda ejercer su actividad y se pueda ganar la vida dignamente'.

Por su parte, Oriol Estela resaltó la idea de 'reconexión básica entre campo y ciudad a través de la alimentación', con la sostenibilidad y la resiliencia como conceptos clave. Para ello, ha reivindicado instrumentos como la Carta Alimentaria de la Región Metropolitana (CARM) y un mayor foco de la política local en la alimentación para conectar personas y territorios, a partir del consumo de productos de kilómetro cero, la defensa del territorio y del patrimonio tan cultural como natural, y la sostenibilidad ambiental, económica y social. Según Estela, 'si hace años Barcelona se abrió al mar y lo redescubrió, ahora es el momento de abrirse al territorio y redescubrir los espacios agrarios y los micropueblos, para establecer una nueva y mejor relación'.

En su intervención, Annalisa Giocoli ha dado la visión de AMB de cómo abordar las políticas de alimentación sostenible desde el urbanismo, a partir de espacios abiertos, los bordes urbanos y las ciudades. En este sentido, expuso las posibilidades que ofrecen 'espacios ocupados por bosques u otros ahora improductivos con mucha potencialidad, suelos muy degradados que han perdido valor por usos marginales y sobre los que podemos intentar actuar'. Giocoli también destacó iniciativas como los huertos comunitarios urbanos o el CIAP, un nuevo centro de intercambio de productos de proximidad en Mercabarna.

Según Eva Viñolas, 'si apostamos por el producto de proximidad ayudamos a que haya gente que viva en el medio rural y cuide el territorio'. Como alcaldesa de Susqueda, un municipio de sólo 94 habitantes, ha valorado el trabajo en red que desarrollan desde los micropueblos, afirmando que 'somos dos tercios del territorio, queremos que se nos tenga en cuenta'. Por ello, según Viñolas, hay 'una visión diferente a la que estamos acostumbrados'. Además, ha puesto como ejemplos de iniciativas a seguir Girona Excel·lent, un sello de calidad agroalimentaria de la Diputació de Girona que reconoce los mejores productos de las comarcas de Girona y los mataderos móviles para pequeños productores, a partir del proyecto BCN Smart Rural de la Diputació de Barcelona.

Debat


Más implicación de los municipios en impulsar la sostenibilidad alimentaria

Representantes de diversas entidades del territorio han compartido sus experiencias locales y se ha dado paso a un turno abierto de intervenciones para todas las personas asistentes al encuentro.

Así, Oriol Serrà, alcalde de Sant Miquel de Campmajor (Girona) y vicepresidente territorial de la Associació de Micropobles de Catalunya, ha argumentado que 'el campo necesita la ciudad y la ciudad al campo, pero tenemos que hablar de igual a igual. Se ha vivido muchos años de espaldas al territorio y ahora estamos en un punto nuevo de partida'.

Lluïsa Moret, alcaldesa de Sant Boi de Llobregat –el municipio que más hectáreas aporta el Parque Agrario del Baix Llobregat– ha defendido que 'hay que buscar el reequilibrio entre entorno rural y urbano' y ha explicado que 'en Sant Boi hemos creado una tabla local de estrategia alimentaria conectada con una mirada integral donde están todos: administraciones públicas, cooperativas agrarias, otras entidades vinculadas a la producción sostenible, red de mercados municipales, mercados de agricultores, comercio de proximidad, restauradores y restauradores, gestión de residuos...

Para Ramon Arribas, concejal del Ayuntamiento de Cardedeu y representante de la Red de Municipios por la Economía Social y Solidaria (XMESS), 'en alimentación y producción, nos decantamos claramente hacia la agroecología, acortando la distancia entre productores y consumidores con precios justos y fomentando el cooperativismo tanto en la producción como en el consumo '. Según Arribas, 'hacen falta proyectos conjuntos de todas las administraciones públicas y también de los privados'.

A su vez, José Luis Haro, responsable de programas de Economías Locales Emergentes de la AMB, se refirió a la alimentación como 'un nuevo vector en el modelo de ciudad, estructural y estratégico' y ha incidido en la necesidad de dotar de 'servicios de infraestructura a los municipios sobre políticas alimentarias para garantizar que podemos alimentar a la población de forma justa y saludable en las próximas décadas'. Además, ha expuesto iniciativas concretas de AMB como la mejora en el tratamiento de residuos, los comedores escolares con alimentación ecológica y de proximidad y el impulso de circuitos cortos y de un proyecto europeo de emprendeduría en agricultura urbana, entre otros .

Judit Rodríguez, técnica de promoción económica de la Diputación de Lleida, ha compartido algunas propuestas de innovación impulsadas a su demarcación y ha hecho hincapié en que, para favorecer el desarrollo de la producción agroalimentaria, 'municipios grandes o pequeños pueden tener infraestructuras, apostamos por la descentralización y damos prioridad a un modelo más eficiente en la gestión de recursos, con actuaciones abiertas a todo el mundo'.

Finalmente, Jorge Molero, coordinador de la Red de Ciudades por la Agroecología, indicó que han detectado 'una ola muy importante de los pequeños municipios que se están sumando a nuestra red para impulsar políticas alimentarias locales, intercambiar experiencias y hacer divulgación'.

Invitación a sumarse al Barcelona Challenge for Good Food and Climate

Álvaro Porro, Comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Política Alimentaria del Ayuntamiento de Barcelona, ha cerrado la jornada animando a los municipios catalanes a sumarse al Barcelona Challenge for Good Food and Climate, un compromiso que se lanzará en el marco del VII Foro Global de Políticas Alimentarias Urbanas del Pacto de Milán.

Según Álvaro Porro, 'aspiramos a que el Barcelona Challenge marque un rumbo, queremos que sea un catalizador, un instrumento que permita conectarse entre ciudades y se traduzca en resultados concretos, que tenga una utilidad en el día a día'.

Así, este reto trabaja en dos niveles -mitigació y adaptación- y contempla seis categorías: gobernanza, dietas sostenibles y nutrición, equidad social y económica, producción de alimentos, distribución de alimentos y desperdicio alimentario. Las ciudades que se adhieran deberán elegir un mínimo de tres, y comprometerse a desarrollar al menos una acción concreta en cada una de ellas, con la ayuda de unas herramientas específicas (un toolkit) que se propondrán para trabajarlo.

 

Recupera el vídeo del encuentro de municipios catalanes: 'Herramientas de la política alimentaria para el reequilibrio territorial'



  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Política de cookies