Las emociones condicionan nuestra percepción de la realidad, los algoritmos pueden manipularnos, tecnología y filosofía deben ir de la mano ... son algunas de las conclusiones del racó de #Repensar

'Tenemos que luchar contra la tendencia de este tiempo a no pensar simplemente porque pensar no es fácil' dijo el autor de 'Good Bye verdad' Joan García del Muro

  • 21-02-2019
  • Resumen de actividades
  • 448 Lecturas

Nos gusta que nos mientan? Pueden los algoritmos condicionar nuestras opiniones y decisiones? Es fácil manipular los opiniones de los demás? ¿Qué influye más en nosotros: la tecnología o el lenguaje? Debemos poner límites a la tecnología? Como manejar el gran volumen de información que se genera? ¿Qué factores influyen en la rumorología? Como podemos saber qué información es cierta? Estas son algunas de las preguntas que han centrado el debate del racó de #Repensar - Nos gusta que nos mientan? Ver el mundo a través de los algoritmos - que en el marco de la Mobile Week Barcelona se ha realizado en el Espai Betúlia de Badalona y en que se ha presentado el libro del filósofo y profesor de la URL Joan Garcia del Muro titulado 'Good Bye veritat. Una aproximació a la postveritat'.

Racó de #Repensar: Nos gusta que nos mientan?
Racó de #Repensar: Nos gusta que nos mientan?

'¿Qué es verdad y qué es mentira es el tema central de este debate', así ha iniciado la sesión el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet. Desde una aproximación a través de la filosofía se ha querido debatir el tema incorporando perspectivas diversas. Por ello, se ha invitado a una experta en ciencia política, Ana Sofia Cardenal; una experta en inteligencia artificial, Laia Subirats, y un experto en comunicación, Marc Argemí.

Estela ha destacado que la tecnología influye en nuestra toma de decisiones y que estamos en un momento especialmente sensible por la proximidad de las elecciones. 'Debemos tomar decisiones y nos bombardearan con muchos mensajes que intentaran influenciarnos'. 

A continuación, el filósofo y profesor de la URL, Joan García del Muro, ha presentado su libro 'Good Bye veritat' que trata sobre el concepto de postveritat que - según el autor - a menudo se asocia con el concepto de mentira cuando , de hecho, no es lo mismo. La diferencia entre los dos términos no está en el emisor sino en el receptor que sólo da por válida aquella información que le conviene y se ajusta a sus creencias.

En el pasado, un exceso de verdad (dogmatismo) ha provocado épocas de totalitarismo que debemos evitar que se repitan. 'Hay que eliminar el dogmatismo y reducir el absolutismo de la verdad' pero esta ausencia de convicciones no nos ha llevado a este paraíso que esperábamos y ha afectado negativamente la democracia ya que ahora hay personas que no creen en nada. Los procesos democráticos se pervierten si la información que nos llega no es verdad ya que la base de la verdad es la credibilidad. Según Muro, sólo aceptamos la verdad que viene de los nuestros y eso hace que nuestro grupo sea cada vez más cerrado y vivamos en una especie de burbuja.

En su turno de palabra, la politóloga Ana Sofía Cardenal ha constatado que responder a la pregunta 'Nos gusta que nos engañen?' no es fácil. Sabemos que no somos racionales y que tenemos sesgos y creencias que condicionan nuestra percepción de la verdad. 'Nuestras decisiones están mediatizadas por las emociones' ha destacado. Solemos buscar la información que refuerza o contradice nuestras creencias aunque no solemos equivocarnos.

Cardenal ha dicho que la globalización y los cambios tecnológicos han provocado que pasamos de un modelo centralizado y filtrado por 'editores profesionales' a un sistema descentralizado en el que somos nosotros los que filtramos la información que consumimos. Este hecho tiene dos consecuencias: nos hace más vulnerables a nuestros propios sesgos y obliga a las élites a buscar formas alternativas de control. Ahora vivimos en burbujas en las que sólo entra la información que queremos. Consumimos mucha información en línea pero sólo la que está alineada con nuestras creencias ya que los algoritmos funcionan de acuerdo con nuestras elecciones anteriores.

El experto en comunicación Marc Argemí ha planteado cómo podemos protegernos de los rumores, si podemos hacer una estimación de voto a través de twitter o si la gente miente en las encuestas. 'Los algoritmos nos enseñan sólo lo que entienden que nos interesa pero no el resto y, por tanto, nos manipulan' ha dicho Argemí. Y ha añadido que 'nos gusta transferir la responsabilidad a nuestro entorno, como por ejemplo, en Twitter'.

Según Laia Subirats, experta en inteligencia artificial: 'los algoritmos tienen luces y sombras'. Hay muchos datos y se prevé que en el 2020 habrá el doble de datos que en el 2009 y por ello hay que analizarlos en tiempo real. Sin embargo, más importante que el volumen de datos es que éstas sean de calidad; es decir: completas, válidas, exactas, unívocas y de consistencia. Sólo de esta manera, los algoritmos podrán tomar decisiones acertadas ya que, a veces, tienden a manipularnos. 'Si los datos son de calidad se pueden tomar buenas decisiones', ha dicho.

Subirats ha destacado también la necesidad de que filósofos y tecnócratas trabajen juntos para crear sinergias. Es fundamental que cada vez haya más interdisciplinariedad y tener profesionales con conocimientos de filosóficos y técnicos.

En el debate posterior a la intervención de las personas invitadas se han planteado otros temas como: la necesidad de educar el espíritu crítico en las escuelas para conseguir 'la objetividad' que plantea Juan García del Muro en su libro; el fomento de la conexión entre diferentes disciplinas en las escuelas para trabajar este pensamiento crítico; una mayor tendencia a buscar la verdad cuando hay 'costes asociados'; la fuente de poder que supone para algunas compañías disponer de un gran volumen de datos y la necesidad de regular cómo se gestionan estos datos. Incluso se ha planteado una interesante, pero no resuelta, controversia filosófica sobre el uso de la verdad como medio o como fin en sí misma.

Para terminar la sesión, el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet, ha leido una cita del libro de Garcia del Muro que reivindica la necesidad de estimular el pensamiento crítico como vehículo para construir una mejor sociedad de cara a los retos del futuro: 'Despedirse de la verdad conlleva despedirse, también, de la confianza en la palabra, de la posibilidad de rebelarse contra la mentira y, por ello, del pensamiento crítico y, en definitiva, del ejercicio de una política democrática'.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +