La segunda edición de Postfutura sirve para reflexionar en torno a los diferentes relatos sobre el futuro y la capacidad del ser humano para influir en él

La sesión dedicada a las microutopías agrupa una cincuentena de personas en el espacio Makers of Barcelona (MOB)

  • 29-06-2018
  • Resumen de actividades
  • 413 Lecturas

¿Qué es el futuro? ¿Cómo influye el ser humano? ¿Cuáles son los futuros deseables? Estas han sido algunas de las preguntas que han servido para reflexionar en la segunda edición de Postfutura, que ha girado en torno a las 'microutopías', a los diferentes relatos sobre el futuro y a la capacidad del ser humano de influir en él. 'Así como la historia no es el pasado sino el relato que se hace y luego se generaliza, el futuro también viene condicionado por los relatos que se explican desde diferentes ámbitos y se acaban imponiendo', ha asegurado Isabel Roselló de Postfuturear y organizadora del acto junto con el PEMB, un acto que se enmarca en la celebración de los 30 años de la asociación. 'En nuestro aniversario hemos querido poner el énfasis mirando hacia adelante para contribuir a avanzar en el estudio de la prospectiva y los futuros posibles', ha explicado el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet, durante la presentación del acto.

Oriol Estela da la bienvenida a la segunda edición de Postfutura
Oriol Estela da la bienvenida a la segunda edición de Postfutura

Las visiones del futuro han pasado por varios paradigmas, desde la época o el ámbito punk, en el que todo se veía muy oscuro y negro, hasta épocas apocalípticas y catastrofistas, o planteamientos de progresismo y de grandes utopías, pero actualmente, ha dicho Roselló, 'la incertidumbre es lo que predomina'. 'La complejidad es tal que no sabemos hacer mapas de la situación actual ni del futuro. La opción es: en vez de grandes conceptos y buscar la realización de grandes utopías, se busca la aplicación de pequeñas utopías, las 'microutopías', el tema central del encuentro de hoy', ha agregado Roselló.

Una de estas microutopías ha sido presentada por Heurística, un espacio de debate y realización tecnocientífica que tiene como lema 'En común, saber es poder' y que, mediante diferentes espacios como el Taller, el Laboratorio o el Ateneo tienen como objetivo articular discursos críticos en torno a la ciencia y la tecnología, practicar e impulsar la investigación abierta, autónoma y participativa y potenciar una cultura de los datos comunes y de autonomía científica y tecnológica.

Manuel Portela de Geografías empáticas, ha hablado del concepto de empatía desde diversos ángulos y como una manera de prestar atención a las necesidades de los demás para avanzar. Según Portela, el futuro de las ciudades es imaginado como la conquista de objetos dotados de inteligencias (cognitiva, sensitivas, emocionales y operativas). Estos futuros, re-humanizan el no-humano y transgreden lo artificial para desplazar al humano en sus funciones básicas, con el fin de que viva en un idealismo orientado al consumo y el entretenimiento.

Desde Ideas for Change, Lucía Errandonea, ha destacado que la construcción de narrativas es muy importante para la evolución de los relatos del futuro, por lo que han impulsado el proyecto #Futurosquemolan, una manera de construir los futuros deseables conjuntamente en contraposición a las narrativas distópicas dominantes. 'La democratización del conocimiento y las tecnologías están canalizando una nueva ola de innovación ciudadana que propone soluciones nuevas y diferentes, permite hacer más con menos, y pone en jaque a instituciones y circuitos establecidos', ha asegurado.

Finalmente, Adrià Garcia i Mateu, desde Holon y la cooperativa La Borda que quiere reflexionar sobre cuál es la raíz del problema de la vivienda en el AMB, ha defendido que 'después de un futuro posmoderno, ahora ya no hay futuro, sino que es ahora que hay que hacer cambios'. 'Hay que reflexionar sobre qué somos y qué es hoy en día tener una vida digna. El diseño cada vez es más importante para los futuros, para transformar las realidades, desde la realidad del propio cuerpo, hasta la realidad de las viviendas, y llevarlo a cabo lo antes posible', ha asegurado.

Posteriormente, las personas participantes han sido invitadas a expresar situaciones o elementos que desearían encontrar en la sociedad del futuro, en un horizonte de 30 años y se han compartido en un animado debate posterior.

Con estas reflexiones de la segunda edición del Postfutura comienza una semana dedicada a la prospectiva, y que continuará el lunes 2 de julio con el curso 'El futuro de los futuros', en el marco de la Escuela de Verano de Prospectiva Blanquerna, fundamental para abordar los tiempos complejos actuales.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +