Ciudadanía activa e implicada, método y transdisciplinariedad son las claves para mejorar nuestras ciudades desde los laboratorios ciudadanos

El PEMB y el Citilab organizan la primera actividad fuera de Barcelona en el marco de la Bienal de Pensamiento con el objetivo de descentralizar el debate y hacerlo llegar al entorno metropolitano

  • 14-10-2020
  • Resumen de actividades
  • 243 Lecturas

Comunidad que se relaciona, público multiactor y diversidad como premisas de la ciudadanía activa; procesos que son y deben ser creativos pero que precisan de ciencia y método; y transdisciplinariedad, es decir, diversidad de conocimientos y de maneras de hacer, son las tres ideas clave con las que ha concluido el acto “Cómo mejorar mi ciudad desde un laboratorio ciudadano” coorganizado por el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona y el Citilab de Cornellà en el marco de la Bienal de Pensamiento celebrada estos días de la mano del Ayuntamiento de Barcelona y que por primera vez ha salido de la ciudad gracias al objetivo del PEMB de descentralizar este acto de referencia y hacerlo llegar al entorno metropolitano. Las instalaciones del Citilab han acogido la primera actividad presencial de ambas organizaciones desde principios de año que, siguiendo todas las medidas de seguridad que recomienda el PROCICAT, ha contado con la participación de Javier González, director de la Fundación por el Fomento de la Sociedad del Conocimiento. Citilab-Cornellà, Sergi Frias, responsable de Coboi Lab-Laboratorio de Innovación Social, Ester Omella, jefe de la Oficina de Programación y Evaluación de Servicios de Bibliotecas del área de Cultura de la Diputación de Barcelona, y Irene Lapuente, fundadora de La Mandarina de Newton.

Cómo mejorar mi ciudad desde un laboratorio ciudadano
Cómo mejorar mi ciudad desde un laboratorio ciudadano

“Los laboratorios ciudadanos serán muy importantes en el proceso ‘Barcelona Demà. Compromís Metropolità 2030' que actualmente iniciamos en el PEMB por su capilaridad en el territorio y su manera de involucrar a la ciudadanía”, ha iniciado el coordinador general del PEMB, Oriol Estela Barnet, encargado de moderar la sesión. Precisamente la idea de ciudadanía activa e implicada ha impregnado todas las intervenciones como elemento clave e indispensable de los laboratorios ciudadanos. “Cuando iniciamos el proyecto Bibliolab en 2016, pensamos en dos elementos de cambio en relación a la idea original de biblioteca: por una parte, el acercamiento al conocimiento de una manera diferente, generándolo colectivamente y con métodos de cocreación y de aprender a hacer, y por otra parte, el rol diferente que tenía que tener la ciudadanía, mucho más activo”, ha explicado Ester Omella. Javier González a su turno, ha explicado que desde el Citilab acompañan a las personas durante todas las etapas de la vida, desde la escuela hasta la jubilación, porqué entienden que únicamente así se puede contribuir realmente al desarrollo social y económico. En esta dirección, González ha reclamado: “Es necesario dejar de ver a la ciudadanía como sujeto pasivo y pasar a verla como sujeto activo, que hace y se mueve, ya que esto es lo que conlleva compromiso”. Pero para implicar a la ciudadanía desde los laboratorios ciudadanos hay que hacer, también, un ejercicio de acercamiento. “Nosotros no somos participación ciudadana, somos gente que sabemos entender el territorio y, por lo tanto, vamos a buscar a esas comunidades que sabemos que pueden estar interesadas”, ha explicado Javier González. “Si no te tomas la molestia de conocer a las personas, sus valores y conductas, aquello que las mueve por dentro, si las tratas como a sujeto pasivo y no explicas los beneficios y riesgos tanto individuales como colectivos, la ciudadanía no participará”.

En este sentido es muy importante la adaptación a los intereses de la ciudadanía, tal y como ha expuesto Ester Omella. “La especialización es esencial. Las bibliotecas como laboratorios ciudadanos aprovechan la proximidad con la ciudadanía para adaptarse al entorno, especializarse y dar respuesta a los retos locales”, ha explicado, “por eso no hay dos bibliolabs iguales y el que hace que se diferencien es el ecosistema del municipio o bien una voluntad municipal muy fuerte por un campo concreto”. Pero especialización no entendida como ámbitos independientes de aprendizaje sino ligada al concepto de transdisciplinariedad. “Es muy importante dejar de ver las costuras de las disciplinas. Cuando las separamos y las entendemos como independientes es cuando nos anquilosamos”, ha dicho Irene Lapuente, “al final, ámbitos como la cocina, por ejemplo, aglutinan ciencia, física, química, medioambiente, sociedad, arte…”. En este sentido, Javier González ha añadido: “Por ejemplo, la inteligencia artificial, la robotización, el teletrabajo… No interpelan sólo a ingenieros. Necesitamos gente de otros campos como las humanidades para pensar cómo hay que enfocar estas cuestiones”.

Com millorar la meva ciutat des dun laboratori ciutadà

Y en este trabajo multiactor, de cocreación, codiseño, transdisciplinariedad… lo que hace falta, según el responsable de Coboi Lab, Sergi Frias, es método: “Es muy importante sistematizar lo que hacemos, recoger y recopilar todo para construir nuevas narrativas y lenguajes”. Por ello, ha explicado Frias, “desde Coboi Lab tenemos el objetivo de aportar método y actitud creativa al día a día de los organismos supuestamente grises y poco motivadores, a través de experiencias como los cuidados, la escucha activa, la feminización de las maneras de hacer, el cambio de discursos unidireccionales a multidireccionales, etc.”. Irene Lapuente, en el mismo tono, ha destacado la importancia de tres ramas: ciencia, método y arte, que convergen en la Mandarina de Newton, empresa de la cual es fundadora, y en lo que se refiere al método, ha puesto en valor la escucha activa, “ya que una parte importante de las metodologías de diseño es la empatía con aquello que observas”.

Por último, otro de los pilares de los laboratorios ciudadanos que ha surgido durante el debate es la necesidad de que esta nueva manera de relacionarse, de crear y de diseñar de manera colectiva y de generar conocimiento con la implicación de la ciudadanía tenga una incidencia real en las políticas públicas y para ello, han coincidido los cuatro ponentes, hay que reformular los modelos de gobernanza. Precisamente ésta es la intención del Coboi Lab, impulsado por el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat y que actualmente está trabajando en el Pacto de Ciudad, tal y como ha explicado Sergi Frias. “Hoy en día somos un espacio híbrido, interlocutor entre los que toman decisiones políticas y la ciudadanía”, ha dicho, “nosotros no entendemos ningún tipo de trabajo o reto que no siga una lógica multiactor, y poco a poco nos hemos convertido en un nuevo punto de encuentro, un espacio relacional con una nueva manera de interactuar entre los actores socioeconómicos, las administraciones y la ciudadanía motivada”. Frias ha puesto sobre la mesa los conceptos “social” y “colectivo”: “Lo que es social y colectivo es integrador e implica que ningún actor pueda capitalizar los beneficios porqué éstos son compartidos”, en esta dirección y trasladándolo al rol de las administraciones públicas, Frias ha concluido “el rol público deberá basarse en conexiones, nodos, capacidad de recursos… Pero al mismo tiempo deberemos ser capaces de ceder liderazgos y poder”, ha dicho, “cuando se entienda que ceder poder es beneficioso, creo que será revolucionario”.

Dibujo resumen de Carles Baiges, arquitecto i sociologo urbano en Lacol Cooperativa

Dibujo resumen de la jornada de Carles Baiges, arquitecto y sociólogo urbano en Lacol Cooperativa

 

Es por todos estos motivos que los laboratorios ciudadanos serán una pieza fundamental en el proceso “Barcelona Demà. Compromís Metropolità 2030” ya que uno de sus planteamientos es la orientación a la acción. “La idea es identificar un número limitado de objetivos transformadores (misiones) en la región metropolitana de Barcelona y aglutinar los compromisos necesarios para alcanzarlos”, ha explicado Oriol Estela Barnet, “es aquí donde tienen un papel muy importante la ciudadanía y estos dispositivos que son los laboratorios ciudadanos y que dan la oportunidad a la gente de mejorar su ciudad”.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +