Un proyecto ambicioso de comarca dentro de una veguería Penedès institucionalizada, principal necesidad del Baix Penedès para progresar

La jornada 'El Baix Penedès y la metrópoli barcelonesa: ¿periferia, bisagra o eslabón estratégico?', coorganizada por el PEMB, URV y Consejo Comarcal del Baix Penedès, reúne a personas expertas para debatir en torno a los retos y fortalezas de la comarca

  • 17-02-2022
  • Compromiso Metropolitano 2030
  • 85 Lecturas

Un proyecto de comarca, basado en el diálogo interno pero también con el resto del territorio, es el que necesita el Baix Penedès para hacer frente a los retos de futuro y sacar provecho de sus fortalezas. ¿Cómo? Apostando por la actividad económica, la puesta en valor de la agricultura, un turismo sostenible y de calidad y mejoras en las infraestructuras de transporte internas, entre otros, y con el apoyo de las administraciones y los mecanismos de gobernanza necesarios para hacerlo posible. Esta es la principal conclusión de la jornada 'El Baix Penedès y la metrópoli barcelonesa: ¿periferia, bisagra o eslabón estratégico?', coorganizada por el PEMB, la Cátedra Universidad y Región del Conocimiento de la Universidad Rovira i Virgili y el Consejo Comarcal del Baix Penedès , que ha reunido a varias personas expertas en el Auditorio de la Escuela Municipal de Música Pau Casals del Vendrell para hablar sobre articulación del territorio y modelo económico.

Kenneth Martínez inaugurando la jornada
Kenneth Martínez inaugurando la jornada

“La complejidad y la riqueza del Baix Penedès es que no somos sólo periferia o extremo sur del AMB, no somos sólo eslabón, ni rótula, ni la clave de bóveda. Somos esto y muchas cosas más”. Así ha iniciado Kenneth Martínez, alcalde de El Vendrell, su bienvenida: “El Baix Penedès es un ecotono, un ecosistema que es punto de contacto de muchos otros y donde se generan intercambios positivos. Ésta es la complejidad que debe tener en cuenta el Plan Estratégico Metropolitano”. Oriol Estela Barnet, coordinador general del PEMB, ha recogido el guante y ha celebrado la incorporación del Penedès como veguería en el proceso Barcelona Demà. “Es necesario que el Penedès defina exactamente qué quiere ser y sus aspiraciones y que se mantenga un diálogo con el resto del territorio. Esto es lo que queremos ofrecer con el nuevo plan estratégico”, ha dicho Estela, quien ha destacado la necesidad de articular el Penedès para el progreso de la metrópoli y de Cataluña. En la misma línea, David Alquézar, delegado del gobierno de la Generalitat en el Penedès, ha apuntado la importancia de la situación geográfica del Baix Penedès: “Desde la Generalitat apostamos por este territorio y por una visión de país entero, de conjunto, por hacer frente a los retos futuros que se nos plantean”.

La primera mesa de la jornada, 'Baix Penedès: cruïlla de futur', moderada por Sílvia Martínez, periodista de RTV El Vendrell, ha servido para debatir en torno a la articulación y las dinámicas territoriales y ha contado con la participación de varias personas expertas en ámbitos como el empresarial, la movilidad, el urbanismo o el medio ambiente. Todas ellas han coincidido en que el Baix Penedès es un territorio con muchas fortalezas que hasta ahora no se han potenciado; en la necesidad de dinamizar y generar actividad económica y empresarial y mejorar la oferta de transporte entre y dentro de las comarcas; y en que es necesaria voluntad política y superar los límites administrativos para encontrar formas de gobernanza supramunicipales que ayuden a la toma de decisiones. Consenso también en considerar que la veguería del Penedès puede ser una oportunidad si se oficializa y se la dota de carácter administrativo.

En cuanto a las fortaleza y debilidades del territorio, Neus Lloveras, presidenta de la Federación Empresarial Gran Penedès, ha sido muy clara. 'La percepción que hay es que Cataluña cada vez más se piensa y legisla en clave Barcelona y se tiene poco en cuenta el territorio, desperdiciando así las posibilidades de lo que significa una Cataluña vertebrada y con varios núcleos fuertes'. ¿Cuáles son las fortalezas del Baix Penedès? Según Lloveras, su situación estratégica, un mercado interno en constante crecimiento y muy buenas infraestructuras de transporte. ¿Y las debilidades? El desequilibrio entre las funciones residenciales y funciones productivas, la carencia de ecosistema y dinamismo empresarial y el bajo porcentaje de personas con titulación superior y estudios universitarios.

Jon Olano, sociólogo investigador post doctoral en el Centro for Climate Change de la URV, ha coincidido en la necesidad de dinamizar el tejido empresarial del Baix Penedès y de una apuesta clara por potenciar sectores como la agricultura, el turismo (diversificado, descentralizado, desestacionalizado y con un aumento de gasto) y, en definitiva, las diversas actividades económicas que se generan en el territorio. 'Los fondos Next Generation son una oportunidad en esta dirección', ha dicho. En esta línea, Lloveras ha expuesto las necesidades en el ámbito de las infraestructuras en el Baix Penedès para que este desarrollo empresarial sea efectivo: el desarrollo de la fibra óptica (actualmente deficitario), la movilidad en transporte público entre comarcas y dentro de ellas, y la conexión con Barcelona, concretamente la eliminación de los peajes de la C-32 y la mejora del servicio de cercanías RENFE.

Precisamente sobre movilidad ha hablado Aurora Carbonell, presidenta de la Asociación de municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU) y alcaldesa de Sitges, que ha denunciado que el transporte urbano ha ido creciendo en función de las necesidades del AMB, pero que una vez salimos de la metrópoli las necesidades son muy diferentes: 'La movilidad debe estar muy bien planificada en todo el territorio y debe ser más concreta en cada espacio para aprovechar su riqueza y diversidad'. Por eso, Carbonell ha destacado la falta de articulación entre comarcas, donde es un 'drama' moverse y no tienes más opción que el vehículo privado. ¿Qué hace falta para revertir la situación? Apuesta clara por el tren, sistema de autobuses complementario, suprimir la superposición de recorridos, repensar el ámbito tarifario apostando por el pago por kilómetro en lugar de las coronas tarifarias, y contemplar la opción de la movilidad eléctrica compartida, ha dicho Carbonell.


Para hacer frente a los diferentes retos que afronta el Baix Penedès, sin embargo, “hay que pensar, en instrumentos legislativos que nos permitan que la planificación estratégica sea realmente operativa de acuerdo con la realidad actual, ha dicho Josep Armengol, subdirector general de Actuaciones Ubanísticas de la Generalidad de Cataluña, que ha expuesto la necesidad de 'encontrar mecanismos de gobernanza supraterritoriales que permitan tomar decisiones en territorios sin tener en cuenta los límites administrativos'. Por eso, Agnès Farré, alcaldesa de la Bisbal del Penedès, ha defendido el despliegue oficial de la veguería del Penedès ya que 'es un nivel más cercano que la provincia y confiamos en que, por tanto, es un buen nivel de administración'.

La segunda mesa de debate: “Baix Penedès: buscando el modelo de desarrollo”, ha sido moderada por Marc Guitart, periodista del Baix Penedès Diari, y ha reunido a representantes de diversos sectores económicos para hablar sobre el modelo económico y de desarrollo de la comarca . En esta ocasión, el consenso ha girado sobre temas como el cambio de modelo turístico; la revalorización de la agricultura; la necesidad de una mejor gestión de los espacios naturales más allá de la preservación; el beneficio que pueden aportar a la comarca los grandes proyectos empresariales estratégicos; y la importancia, en resumen, de apostar por la comarca desde una actitud positiva y propositiva.

En cuanto al modelo turístico, Alba Font, geógrafa investigadora predoctoral del grupo de investigación GRATET (URV), ha defendido una apuesta por la salud y el bienestar del territorio, de las personas que residen y del turismo. La urbanización, la presión turística y la cantidad de puertos no se han gestionado, hasta ahora, de manera beneficiosa por la comarca, ha explicado Font, “es necesario un turismo respetuoso con los espacios naturales, que promocione los productos locales, la gastronomía. .., y que, en definitiva, aproveche el potencial tanto del litoral como del interior desde el bienestar del/la turista y del/la residente”. 'Nos encontramos en el momento de replantearnos el Baix Penedès, evidentemente teniendo en cuenta Barcelona, pero decidiendo nosotros', ha añadido.

Sobre turismo también ha hablado Lucía Pombo, de la Bodega Can Marlès de Montmell, que ha abogado por un turismo sostenible y de calidad, que busque el equilibrio entre la actividad económica y el cuidado con el medio ambiente. Pombo también ha hecho un llamamiento al cuidado y fomento de la agricultura que 'está sufriendo mucho por el poco valor económico que se le da y por las consecuencias del cambio climático'. 'Pero ante el riesgo de estropear el entorno por el que luchamos y trabajamos, es indispensable el apoyo de la administración', ha finalizado.

Un ejemplo de apoyo de las administraciones es Idiada, que nació del compromiso de la universidad (UPC), la Generalitat de Catalunya, el AMB y el grupo emprendedor que estaba detrás de la idea. 'Es fundamental escuchar mucho a los diferentes actores y agentes tanto del área metropolitana como de otros lugares y trabajar conjuntamente para crear oportunidades de capacitación y formación desde el desarrollo profesional', ha explicado, José Manuel Barrios, jefe de innovación de esta empresa de ingeniería del automóvil, que ha pedido, además, 'el impulso a iniciativas como Idiada y el acompañamiento del territorio en forma de talento, servicios e infraestructuras' ya que, ha apuntado, proyectos como este ' comportan un beneficio para todos”.

“Liderazgo político y económico que no busque sólo el beneficio rápido”, es lo que Jordi Cuyàs, representante de la Plataforma Pro-Vegueria Penedès, considera que necesita la comarca, además de “pasión por sacar adelante las actividades con mayor impacto, sacar provecho de las fortalezas del Baix Penedès y aumentar el nivel de autoestima”, ha dicho: “si nos creemos rincón, nos pondrán en el rincón”. Cuyàs ha querido poner en valor las características y potencialidades de una comarca que se encuentra junto a una gran metrópoli, que tiene mar y está a hora y media del Pirineo: “Si preguntáramos al resto de Europa 'quién quiere ser ¿cómo el Baix Penedès?', ¿quién no quisiera?” y destacar, también, todo lo que el Penedès puede abastecer al área metropolitana de Barcelona: comida, distracción, cultura... “Todo esto es lo que debemos mover desde una actitud transformadora”. Por todo ello “la veguería es el tipo de medida territorial justa para poder colaborar internamente y con el vecino, difícilmente encontraremos un ámbito mejor para la planificación”, ha acabado Cuyàs, “pasa que para que las veguerías salgan adelante se necesitan ganas, intención y empoderamiento”.

El gran consenso de la jornada ha sido la necesidad de repensar el Baix Penedès desde dentro, teniendo en cuenta el área metropolitana y el resto del territorio, pero preguntándose realmente qué lugar se quiere ocupar en este espacio y teniendo un proyecto claro de comarca para, a partir de ahí, definir un planeamiento integral en el Penedès, explotar el potencial y buscar acuerdos. 'El Baix Penedès existe', ha dicho Joan Sans, presidente del Consejo Comarcal del Baix Penedès, durante la clausura. 'Para nosotros es muy importante formar parte de este proyecto a escala de región metropolitana', ha expuesto, a la vez que ha reclamado 'el apoyo de las administraciones en la comarca en forma de recursos e inversiones para poder hacer frente a las carencias y los retos que tenemos por delante”.

Ya por último, Oriol Estela Barnet, coordinador general del PEMB, ha querido recalcar que “el Penedès es un territorio que se piensa mucho desde dentro y que ha sido un ejemplo que se ha seguido en el resto de Cataluña en ámbitos de planificación como el del paisaje”. 'La propuesta desde el PEMB es no pensar la RMB desde dentro sino precisamente derribando las murallas mentales que hay hacia el resto del territorio', ha dicho, 'abrir el territorio, reconectarlo y entender las interdependencias existentes en ámbitos como el alimenticio, el energético o muchos otros”. Por último, Estela ha destacado que “lo importante es no preguntarnos qué va a pasar, sino qué queremos que pase, y para que pase lo que queremos es necesario que estrategias y políticas estén alineadas. Si cada uno hace en solitario no lo conseguiremos”.

La jornada, a la que han asistido varios alcaldes y alcaldesas de la comarca y una nutrida representación de actores económicos y sociales locales ha servido también para cerrar el cicle de la metròpoli abierta y, con ella, el conjunto de ciclos metropolitanos del proceso Barcelona Demà entra ahora en la fase de concreción de propuestas.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Política de cookies