El PEMB organiza una sesión de debate sobre economía colaborativa con Albert Cañigueral y Mara Ballestrini

  • 26-01-2017
  • Resumen de actividades
  • 98 Lecturas

La economía colaborativa fue la protagonista de una sesión de trabajo con Albert Cañigueral, Connector OuiShare en Barcelona, y Mara Ballestrini, directora de Investigación de Ideas for Change. Cañigueral hizo un resumen de las conclusiones del Ouishare Fest BCN 2016 y del estado de la cuestión de la economía colaborativa en el ámbito local mientras que Ballestrini planteó como pasar de la idea de 'hacer' a la de 'facilitar' poniendo como ejemplo el proyecto Making sin Bristol (Reino Unido). La sesión contó con representantes de la Generalidad de Catalunya, la Diputación de Barcelona, el Pacto Industrial, el AMB y el CIDEU.

Sesión sobre economia colaborativa
Sesión sobre economia colaborativa

En su exposición Cañigueral explicó el cambio de paradigma que ha supuesto la digitalización en todos los ámbitos; no sólo en el intercambio de contenido sino también de productos y, especialmente, de servicios. Hoy en día ya no se concibe un mundo sin dispositivos que permitan crear, producir e intercambiar valores gracias a esta conectividad. Según palabras de Jeremy Heiman 'El nuevo poder es la coordinación entre iguales y la participación activa para crear cambios'.

Este nuevo contexto convierte la ciudadanía en un nuevo agente económico que ofrece lo que tiene o sabe para contribuir a un bien común, conseguir reconocimiento social o dinero. Asimismo plantea retos como la a menudo difícil convivencia con los modelos tradicionales que hasta ahora han tenido el 'poder'. El paso de un capitalismo industrial a un Crowded capitalism hace necesaria una regulación tanto desde el punto de vista fiscal, como administrativa, o de protección de datos del usuario. 'Hay que encontrar la versión más ética/responsable de la economía colaborativa con códigos de principios y buenas prácticas', asegura Cañingueral. La Genaralitat de Catalunya ya está trabajando en fórmulas de regulación sobre la economía colaborativa.

Durante su  presentación, Ballestrini habló sobre el poder contributivo que tienen las ciudades pero sobre todo su ciudadanía. Explicó el proceso seguido en Bristol para detectar las problemáticas que preocupaban a la gente e insistió en que para que un proceso participativo funcione, la temática y la problemática no pueden ser inventadas: hay que escuchar

En el debate posterior a las dos exposiciones se terminó hablando sobre democracia i participación que, en el fons, és del que trata l'economia col·laborativa. Eso es precisamente lo que hace este 'fenómeno' diferente de un simple corriente o sector de la economía. Todo apunta a que detrás hay un cambio mucho más profundo que está aquí para quedarse y cambiar la tendencia que ha existido hasta ahora.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Política de cookies