Barcelona y su región metropolitana tienen potencial para liderar el sector SportsTech

La capital catalana tiene la concentración más alta de negocios relacionados con el deporte de toda Europa y alberga más del 36% de la industria de la península, según un estudio encargado por el PEMB

  • 15-10-2019
  • Actualidad del PEMB
  • 125 Lecturas

¿Cómo es realmente la situación del sector SportsTech en Barcelona? ¿Colaboran los actores del sistema deportivo para impulsar su desarrollo? ¿Se promueve el emprendimiento deportivo a nivel metropolitano? ¿Cuál es la situación de la capital en comparación con otras ciudades europeas y mundiales? Estas son algunas de las respuestas a las que Riccardo Demurtas, participante del Máster Erasmus Mundus de Mercados Globales, Creatividades Locales (GLOCAL), ha dado respuesta en un estudio encargado por el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona en colaboración con la asociación Hub23. Algunas de las conclusiones: a pesar de ser la tercera ciudad de Europa en cantidad de startups de SportsTech, Barcelona no consigue la financiación para materializar los proyectos; es decir, es líder en deportes pero no en SportsTech, pese a tener las herramientas para serlo.

La RMB es un importante 'hub' deportivo
La RMB es un importante 'hub' deportivo

La relación entre la región metropolitana de Barcelona y el deporte viene de lejos y los Juegos Olímpicos de 1992 ayudaron a consolidar la tradición con un legado aún tangible a nivel de infraestructuras deportivas pero, sobre todo, de la mentalidad de los catalanes hacia el deporte. Los JJOO transformaron y dieron forma al paisaje urbano de la ciudad y de su metrópoli; reforzó su atractivo y su posición en el mapa mundial afectando positivamente su imagen pero también creó beneficios económicos y sociales gracias a la generación de actividad y empleo comercial directa y aumentando los intereses de los ciudadanos en el deporte y la salud. Es por eso que Barcelona disfruta de la concentración más alta de negocios de toda Europa en este ámbito y es, además, donde se concentran más del 36% de las empresas de SportsTech de la península ibérica.

Al mismo tiempo, tal y como recoge el estudio ‘The SportsTech Ecosystem in Barcelona', la capital catalana es la tercera ciudad tecnológica de Europa y es la mejor del sur de Europa según un estudio del Mobile World Capital 2019. Acoge más de 1.300 startups que operan en varios campos, principalmente en la industria 4.0, ciencias de la vida y tecnologías móviles y de programario.

Sumando un hecho con el otro, debería dar como resultar un sector SportsTech próspero, pero esto no es así en la actualidad. ¿Por qué? Según aseguran los entrevistados por el estudiante italiano Riccardo Demurtas, a pesar del entorno amigable que Barcelona ofrece a las startups de SportsTech, no se registran importantes flujos de inversiones debido a:

  1. Falta de incentivos para iniciar un negocio: Barcelona, y España en general, no son el mejor lugar para iniciar un negocio, según a los entrevistados, que destacan la falta de normativas favorables para las startups y la 'farragosa' burocracia.
  2. Falta de fondos para el sector de la SportsTech: hay una clara necesidad de tener más actores en el ecosistema, sobre todo más inversores.
  3. Falta de implicación de instituciones y federaciones deportivas: este reto también está directamente relacionado con una dificultad para acceder a instalaciones donde se puede aplicar y probar la tecnología.

Empezando a andar

La industria SportsTech aún se encuentra en sus primeras etapas. Es cierto que se ha producido un aumento de los programas y centros especializados a nivel europeo y global, pero todavía son escasos los fondos de inversión dedicados a este sector.

Barcelona, y su región, se han convertido en un importante hub deportivo y tienen el potencial como para convertirse en un nodo fuerte y bien posicionado en la red SportsTech. Con todo, faltan iniciativas para impulsar el desarrollo de la industria y promover su crecimiento.

Del estudio y las entrevistas realizadas también se desprende la necesidad de un liderazgo claro dentro del ecosistema que pueda integrar y fortalecer los diferentes actores. También destaca la ausencia de implicación por parte del sector público y/o de iniciativas público-privadas. Hoy por hoy no hay ningún proyecto ni iniciativa del sector público para promover el emprendimiento en esta industria.

Precisamente, en un momento como el actual, en el que la idea de metrópoli saludable cobra más fuerza que nunca, desde el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona creemos que es necesario un empujón público para dar solidez a un proyecto que permita ir más allá y apostar por la innovación y las tendencias digitales en el deporte.

 

Próximos pasos

Riccardo Demurtas recoge en su estudio algunas recomendaciones clave que podrían dar un impulso a los SportsTech en la RMB.

  1. Especialización vertical: la presencia de un actor verticalmente especializado que proporcione servicios de apoyo, aceleración e incubación en las startups.
  2. Crear economías de sinergia: el objetivo principal de este actor debería ser abordar las lagunas de colaboración fomentando interacciones estrechas y la creación de una visión compartida entre los actores del ecosistema. Debería promover una participación activa y transferencia de conocimiento y tecnología entre universidades y centros de investigación, startups y empresas consolidadas e instituciones públicas. Además, la concentración física de los actores crearía economías espaciales de sinergia y aumentaría la posibilidad de creación de valor añadido.
  3. Implicación del sector público: asegurar el equilibrio en el ejercicio de sus actividades y evitar que se produzcan conflictos de intereses. Además, la implicación del sector público tiene la posibilidad de afrontar problemas sociales relacionados, como el desequilibrio de género, y ejecutar proyectos y alcanzar los objetivos expuestos en el Plan Estratégico de Deportes de Barcelona 2012 a 2022.
  4. Mejorar los vínculos Universidad-Industria: facilitar la cooperación y la transferencia de conocimiento entre universidades locales y centros de investigación, empresas y organizaciones deportivas. Esto favorecería la emprendeduría y promovería las competencias digitales en cursos orientados al deporte, mejorando así las interacciones Universidad-Industria y promoviendo la comercialización de proyectos de investigación universitaria y estudiantes.

 

El estudio completo ‘The SportsTech Ecosystem in Barcelona', Riccardo Demurtas, 2019.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Política de cookies