Vivienda, movilidad y derechos sociales, los grandes retos de los municipios de la región metropolitana de Barcelona

Alcaldes de la RMB piden una gobernanza descentralizada y reclaman la implicación de la Generalitat para hacer posible la metropolización

  • 20-10-2021
  • Compromiso Metropolitano 2030
  • 642 Lecturas

La jornada de la Metrópoli Multinivel del 19 de octubre en el Palau Macaya se ha centrado en la gobernanza actual y futura en la región metropolitana de Barcelona y ha contado con unos invitados e invitadas de excepción. Alcaldes de Barcelona, Granollers, Sabadell y Vilafranca del Penedès, pero también representantes de las áreas metropolitanas de Florencia, Nantes y Manchester que han explicado los procesos de construcción metropolitana de sus regiones. Además, también ha habido una mesa de debate con personas expertas en políticas públicas, derecho constitucional y gobernabilidad.

Mesa redonda 'La gobernanza de la RMB: la visión de los ayuntamientos'
Mesa redonda 'La gobernanza de la RMB: la visión de los ayuntamientos'

La región metropolitana de Barcelona es una realidad. Así lo han asegurado Laia Bonet, tercera teniente de Alcaldía de Agenda 2030, Transición Digital, Deportes, Coordinación Territorial y Metropolitana del Ayuntamiento de Barcelona; Josep Mayoral, alcalde de Granollers; Marta Farrés, alcaldesa de Sabadell; y Pere Regull, alcalde de Vilafranca del Penedès. Los cuatro han coincidido en que la RMB existe 'pero lo que hay es que sea reconocida como tal. Los retos, las problemáticas son comunes, no significa que sean idénticas en todo el territorio, pero sí hay que abordarlas desde la escala metropolitana ', explicaba Bonet. Los cuatro han apuntado que estos grandes retos que preocupan a los municipios son la vivienda, la movilidad y los derechos sociales. Ahora bien, para hacer frente de forma conjunta habrá que buscar fórmulas de colaboración entre los ayuntamientos más equilibradas e inclusivas, y con mucho liderazgo político compartido. Y entonces 'también hay que saber que unos acabarán ganando y otros perderán', ha enfatizado Mayoral, se ha mostrado escéptico con un debate que viene de lejos y ha insistido en la necesidad de una 'verdadera voluntad política '. Y es que, según han manifestado, el centralismo de Barcelona es patente y esto genera desigualdades en el territorio. '¿Cómo se reparte el pastel? Porque más gordo no será. No hay igualdad en este reparto del poder. También es importante que no sólo hablen aquellos (municipios) que hasta ahora han sido el centro del debate sino, especialmente, los que hasta ahora no hemos sido ', así de contundente se ha mostrado Farrés. También ha habido consenso en la necesidad de que el gobierno de la Generalitat tenga un papel más activo en esta gobernanza y que aporte más recursos propios: 'Más de un 25% de lo que nos gastamos los ayuntamientos no corresponde a las competencias municipales que tenemos. ¡Esto es una barbaridad!', Exclamó Regull.

Tres regiones, tres casos

Cómo lograron Florencia, Nantes y Manchester convertirse en regiones metropolitanas? Según han explicado sus representantes, esto fue posible tras una ola de reformas en Europa y a través de leyes estatales que favorecían la creación del proceso de construcción metropolitana. Ahora bien, esta transformación no está exenta de dificultades: 'El obstáculo principal es la credibilidad. La gente quiere saber para qué se crea una nueva administración, si es útil. Y es una pregunta que tienes que responder cada día', confesó Giovanni Bettarini, jefe de gabinete de Alcaldía de la Città Metropolitana di Firenze. Para Béatrice Mérand, directora general adjunta de Nantes Métropole, 'la toma de decisiones compartida con la ciudadanía es el principal reto'. Alan Harding, Chief Economic Adviser del Great Manchester, ha expuesto tres retos permanentes: la extrema centralización del gobierno del Reino Unido, la falta de funciones, recursos y autonomía local de los gobiernos locales (aunque tienen más fuerza que antes) y la diversidad de intereses dentro de las áreas metropolitanas. 'Mantener la familia unida siempre será un objetivo fundamental. Esto significa negociación, diálogo y respetar las diferencias. Hay un sentimiento de que algunas zonas son dejadas atrás ', explicó Harding.

Por lo tanto, los retos a los que se puede enfrentar la región metropolitana de Barcelona según ellos son, por un lado, la necesidad de implicar a la ciudadanía en el proceso de creación y de identificación metropolitana; en segundo lugar, la coordinación de los diferentes niveles de gobierno; y por último, encontrar los mecanismo adecuados para gestionar la descentralización. Tal y como apuntaba Jordi Martí Grau, vicepresidente de Planificación Estratégica de la AMB y presidente de la Comisión Ejecutiva del PEMB 'es necesaria una estructura institucional que respete la polaridad y las identidades y el papel de cada municipio para que pueda tener una consolidación institucional en todos los temas que nos preocupan y a los que hay que hacer frente '.


Como satisfacer todos los actores?

'El 96% de la población vulnerable de la RMB reside en municipios que se encuentran por debajo de la media de ingresos municipales. La solución pasa por la institucionalización metropolitana', señaló el profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Oriol Nel·lo, que ha expuesto los retos de la región metropolitana de Barcelona desde el punto de visto académico: cohesión territorial y social, vivienda, cambio climático y sostenibilidad, movilidad, uso del suelo y estrategia económica.

La mesa redonda de los expertos y expertas en la materia ha sido formada por Marc Martí, jefe del Área de Gobernanza y Políticas Públicas del IERMB; Roser Fernández, directora general de la Unión Catalana de Hospitales y presidenta de la Comisión de Atención a las Personas, Salud y Sociales de Fomento del Trabajo; y Joan Ridao, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona y director del Instituto de Estudios del Autogobierno. Apuntan a que es necesaria una reforma de la ordenación territorial y que la coordinación entre los municipios no es suficiente. 'En el marco del 'Barcelona Demà' desde el IERMB hemos hecho un estudio donde hemos detectado que tenemos hasta 115 instrumentos de cooperación municipal pero no dan respuesta al desafío de la metropolización. Con la colaboración municipal no tenemos suficiente para afrontar este reto', aseguró Martí. Fernández ha añadido que 'la gobernanza metropolitana no es un fin en sí misma, hay que centrarlo en el por qué' y Ridao explicó que para avanzar primero hay que 'superar determinadas desconfianzas entre la gran metrópoli y los municipios más pequeños. Luego, vencer los intereses localistas y potenciar la AMB desde una institucionalización propia'.

Los próximos debates de la Metrópoli Multinivel continúan desde Granollers el próximo 3 de noviembre con la jornada 'Conectar la metrópoli, generar nuevas centralidades. Como hacemos posible una metrópolis policéntrica en 2030? '. Cerrará el ciclo la mesa sobre el Puerto, el Aeropuerto de Barcelona y el transporte ferroviario 'Grandes infraestructuras metropolitanas: competencia o cooperación?' el 10 de noviembre desde el Palau Macaya.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +