Arranca la Asamblea Metropolitana Manifesta, un prototipo de instrumento deliberativo

La Asamblea se enmarca en la colaboración entre el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB), la Capital Europa de la Democracia, y la Bienal Nómada Manifesta 15

  • 21-03-2024
  • Resumen de actividades
  • 353 Lecturas

Una veintena de personas provenientes de 12 municipios de la región metropolitana de Barcelona se han reunido hoy por primera vez en la antigua sede de la Editorial Gustavo Gili en el primero de los 3 encuentros de la Asamblea Metropolitana Manifesta, un prototipo de instrumento deliberativo que tiene por objetivo explorar y experimentar nuevos espacios de gobernanza y procesos democráticos para impulsar políticas públicas y la colaboración a escala de región metropolitana.

Oriol Estela durante su intervención en la Asamblea Metropolitana
Oriol Estela durante su intervención en la Asamblea Metropolitana

Esta será la primera de tres jornadas enfocadas a elaborar de forma colectiva un diagnóstico que servirá de base para trabajar durante las siguientes sesiones propuestas que den respuesta a las preguntas:

  • ¿Cómo aplicar la futura Ley de Derechos Culturales?
  • ¿Cómo puede la cultura inspirar y contribuir a la transición ecosocial?*
  • ¿Cómo articular la cultura en la región metropolitana de Barcelona?

'La idea es que podamos deliberar y tomar decisiones, hacer recomendaciones para impulsar políticas culturales a nivel de región metropolitana y explorar cómo se construyen propuestas para definir políticas culturales que faciliten la transición ecosocial', han explicado desde el equipo de facilitadores que conducirán el conjunto del proceso. 'El proceso deliberativo concluirá con una declaración de la Asamblea Metropolitana Manifesta que incluirá el conjunto de propuestas que habrán surgido de las 3 sesiones', han añadido.

Con el fin de tener el marco para empezar a trabajar, el coordinador general del PEMB, Oriol Estela, ha explicado qué significa la dimensión metropolitana y por qué es importante, Nicolás Barbieri, profesor agregado de la Universitat Oberta de Catalunya, ha hablado de las diferentes dimensiones de los derechos culturales y Eva Vilaseca bióloga especializada en Ecología y Economía Social y Solidaria y coimpulsora de Futuros (im)posibles, ha aportado conocimiento sobre qué es la transición ecosocial.

'Es en el espacio de los 5 millones que hay que trabajar los retos que hoy nos afectan como sociedad porque desde cada municipio por sí solo no se podrán resolver problemas comunes como la vivienda o la movilidad o, ni mucho menos, la emergencia climática', ha dicho Estela. Barbieri también ha expresado que tampoco tiene sentido entender la cultura como un compartimento estanco de cada municipio, sino que hay que entenderla como un conjunto. Así, ha hablado de las 4 dimensiones de la participación en la cultura para que sea realmente transformadora:

  1. La participación en el acceso a la cultura
  2. La participación en la práctica cultural y la creación
  3. La participación en la gobernanza, que se ejerce decidiendo sobre qué pasa en la vida cultural de los municipios
  4. La participación en la comunidad cultural, ya que hay que entenderla no como una participación individual sino comunitaria y colectiva.

Precisamente, Vilaseca también ha mencionado la importancia de la construcción y refuerzo de las redes comunitarias también como espacios colectivos como vía de resiliencia ante las crisis actuales como la emergencia climática. También se ha referido a la cultura y la educación como vehículos para generar nuevas narrativas, para imaginar los futuros y escenarios posibles y deseados, para hacer frente al reto mayúsculo de la transición ecosocial y evitar la distopía y el negacionismo. Por ello, hacen falta cambios necesarios en nuestra relación con la naturaleza y el territorio, en el sistema económico, democrático, en la garantía de los derechos sociales y, en definitiva, ha dicho, 'hace falta un cambio en la cultura colectiva para pasar de la sociedad de consumo a la cultura de la suficiencia utilizando la educación, el arte y la cultura como medios'. Y es de eso que también trata Manifesta 15.

Por su parte, el director de Innovación democrática Democrática del ayuntamiento de Barcelona, Arnau Monterde, ha puesto en valor la importancia de que la ciudad ejerza como Capital Europea de la Democracia, lo que supone una doble oportunidad: para profundizar en la innovación democrática y para abrir espacios de debate sobre retos globales como es la transición ecosocial.

Los resultados esperados del proceso son:

  • Explorar posibles aplicaciones futuras de esta Asamblea como herramienta para mejorar la participación ciudadana y la gobernanza en un contexto metropolitano, concretamente al dar forma a propuestas y políticas culturales y artísticas.
  • Evaluar a partir de la propia experiencia cómo la asamblea podría acabar convirtiéndose en un instrumento permanente de gobernanza participativa para el desarrollo de políticas culturales cohesionadas y transversales para la región metropolitana, garantizando así el legado de Manifesta 15 a medio plazo.

Las personas que conforman la Asamblea han sido escogidas por sorteo en representación de 12 ciudades de la región metropolitana y provienen de Badalona, Barcelona, Cornellà de Llobregat, El Prat de Llobregat, Granollers, L'Hospitalet de Llobregat, Mataró, Sabadell, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Sant Cugat del Vallès y Terrassa.

Las siguientes sesiones tendrán lugar los días 25 de abril en Sabadell y el 23 de mayo en L'Hospitalet. Entre asambleas se habilitará un espacio en la plataforma Decidim donde se irá articulando el conjunto del debate.

La Asamblea se enmarca en la colaboración entre el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB), la Capital Europa de la Democracia, y la Bienal Nómada Manifesta 15.

 

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

Política de cookies