15 de los 164 municipios de la RMB disponen de declaración de emergència climàtica oficial y 9 más se encuentran en el proceso

Se precisa de visión metropolitana para facilitar la concreción de las medidas de los diferentes ayuntamientos frente al calentamiento global

  • 20-05-2020
  • Actualidad del PEMB
  • 715 Lecturas

En el momento actual, a 18 de mayo de 2020, del total de 164 municipios que conforman la Región Metropolitana de Barcelona, 15 cuentan con declaración de emergencia climática oficial, 3 tienen declaración, pero no disponen de un documento oficial sobre actuaciones y medidas, y 9 no han dado el paso, pero se encuentran en el proceso, ya sea mediante mesas de trabajo, o bien planteando acuerdos entre partidos políticos. El resto, 137 municipios, todavía no han iniciado el procedimiento hacia una declaración de emergencia climática en firme. Son los datos que se desprenden de el proyecto que Cristóbal Herrera, estudiante del Máster en Planificación Territorial y Gestión Ambiental de la Universidad de Barcelona, ha realizado para el PEMB con el objetivo de listar las declaraciones u otros documentos aprobados o publicados en el conjunto de municipios de la RMB y conocer cuál es el estado de estos en lo que refiere al reconocimiento de un reto global como es la crisis climática. El trabajo concluye que la falta de visión metropolitana dificulta la concreción de las medidas de los diferentes ayuntamientos en este ámbito.

Mapa declaraciones de emergencia climática RMB
Mapa declaraciones de emergencia climática RMB

En cuanto a los 15 municipios que sí cuentan con algún instrumento que permita declarar la emergencia climática, encontramos diferencias en relación con la tipología de documentos. 4 municipios disponen de un plan, es decir, acciones concretas en el territorio municipal que permiten hacer frente a la emergencia climática involucrando diferentes actores y con un horizonte claro; 9 tienen aprobado el documento oficial por parte de las autoridades de gobierno local, que reconocen esta condición y el compromiso por mejorar la situación, pero aún no han desarrollado un plan; y 2 municipios han planteado medidas para afrontar la emergencia climática, es decir, herramientas para el cumplimiento de objetivos de carácter medioambiental, como paso inicial hacia la declaración. Entre los municipios que no disponen de ningún instrumento ni han iniciado el proceso, un 83,5% del total de municipios de la RMB, destacan casos como Cornellá de Llobregat o el Prat, por extensión y proximidad a la capital catalana.

También encontramos diferencias en cuanto a los ámbitos de actuación de cada municipio. Sabadell, por ejemplo, pone el foco en la movilidad local mientras que Parets del Vallès se centra en temas de cambio climático vinculando sus misiones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Otras ciudades como Barcelona y L'Hospitalet del Llobregat tienen un enfoque marcado en el espacio público, es decir recuperación de espacios e intervenciones urbanísticas, y municipios como Sant Celoni proponen, mayoritariamente, medidas en relación con la participación ciudadana, la vinculación de la comunidad y la generación de espacios informativos. Mollet del Vallès es el municipio que más referencia hace a la energía, con la creación de una oficina de energía y el fomento del autoconsumo en los hogares.

Categorización de actuaciones en declaraciones de emergencia climática RMB

El estudio concluye que la falta de visión metropolitana dificulta la consecución de las metas ya que cada término municipal se focaliza en sus necesidades y no existe una visión global, hecho que provoca, entre otras cosas, la repetición de medidas sin coordinación, con el consecuente desperdicio de recursos, para hacer frente a un reto global que supera los límites administrativos y competenciales. Otra de las consecuencias de esta ausencia de integración es que ninguno de los planes, declaraciones o medidas alrededor de la emergencia climática dispone de presupuesto y la vinculación de los actores o las medidas a aplicar quedan en manos de la voluntad de cada gobierno local ya que no hay obligatoriedad. Estos aspectos generan desigualdad entre municipios y ponen sobre la mesa la supremacía de ciudades como Barcelona, L'Hospitalet del Llobregat y Sabadell en lo que refiere a la capacidad de cumplir sus horizontes.

Desde el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona apostamos por una visión estratégica, metropolitana y coordinada que ayudaría a alcanzar el objetivo de que cada municipio contara con un plan claro, con actores y costes, que vaya más allá de las intenciones respecto a los retos que la emergencia climática nos plantea como sociedad.

  • Participa o sigue el debate

    0 comentarios:

    Deja tu comentario:

X

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres recibir las convocatorias del PEMB? Suscribirme ahora
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.   
Política de cookies +